LESIONES DE MENISCOS Y LÁSER DE ALTA POTENCIA

La lesión de menisco es una de las lesiones traumáticas más frecuentes de la rodilla, con una mayor incidencia en la población joven, especialmente la deportista y la de sexo masculino.

 

¿QUÉ SON LOS MENISCOS?

Los meniscos son unas estructuras de fibrocartílago que se encuentran entre el fémur y la tibia, aportan estabilidad y aumentan la congruencia de la articulación, permitiendo amortiguar las cargas y los impactos que soporta la rodilla, así como transmitir y distribuir el peso del propio cuerpo

Los síntomas, además de dolor en la cara interna o externa de la rodilla dependiendo del menisco lesionado, puede cursar en derrame e inflamación articular y, en ocasiones bloqueos en la rodilla.

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS POR LAS QUE SE LESIONAN LOS MENISCOS?

Habitualmente se lesionan por un giro brusco o una hiperextensión de rodilla repentina. Aunque en ocasiones también pueden ser lesiones degenerativas por degaste.

 

TRATAMIENTO CON LÁSER DE ALTA POTENCIA

La palabra LÁSER es el acrónimo en inglés de  Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation, o lo que es lo mismo, luz amplificada por la emisión estimulada de radiación siendo sus principales efectos la bio-estimulación por la acción de los fotones de luz.

La gran ventaja de este láser es la combinación del alto poder analgésico y el efecto antiinflamatorio y regenerativo para la recuperación de los tejidos.

Se puede aplicar en muchos campos, sobre todo en el musculo-esquelético, como articulaciones, cápsulas, ligamentos, esguinces, contusiones, tendones, músculos, afectación neural, etc. Es un láser de escasa divergencia, que evita la pérdida de energía durante la aplicación.

Además, alcanza gran profundidad y potencia. Es una herramienta muy polivalente y para nosotros es indispensable ya que acorta los tiempos de recuperación debido a sus grandes efectos recuperadores.

 

¿CUÁLES SON ESTOS EFECTOS?

Recuperación tisular acelerada y desarrollo celular. El láser penetra en profundidad en los tejidos y aumenta la energía disponible para las células, por lo que la absorción de nutrientes y la eliminación de residuos se realiza con mayor rapidez. Como resultado, los tejidos se regeneran antes.

Cicatrización más rápida. La luz láser estimula la producción de colágeno, predominante en la cicatrización.

Reducción de la formación de tejido fibroso. La laserterapia reduce la formación de tejido cicatrizal, causante del dolor crónico.

Efecto anti-inflamatorio. La luz láser tiene un efecto anti-edémico ya que provoca vasodilatación, pero también porque activa el sistema linfático. Como resultado se reduce la inflamación.

Efecto analgésico. La terapia láser bloquea el dolor transmitido por las células nerviosas al cerebro. Además, al haber menos inflamación, disminuye el dolor.

Aumento de la actividad vascular. La luz láser aumenta la formación de capilares en los tejidos dañados y el incremento temporal del diámetro de los vasos sanguíneos, acelerando el proceso curativo.

Aumento de la función metabólica. La terapia láser origina una mayor producción de enzimas específicas y un mayor consumo de oxígeno y nutrientes por parte de las células sanguíneas.

Función nerviosa mejorada. La luz láser acelera la re-conexión de las células nerviosas en un tejido dañado.

Recuperación tisular acelerada y desarrollo celular. El láser penetra en profundidad en los tejidos y aumenta la energía disponible para las células, por lo que la absorción de nutrientes y la eliminación de residuos se realiza con mayor rapidez. Como resultado, los tejidos se regeneran antes.

 

En nuestra clínica contamos con el K-Laser Cube 4, la última tecnología disponible de fisioterapia avanzada, realizando un tratamiento con el dispositivo más potente del mercado, acelerando, así, la resolución de la lesión, mejorando el dolor desde prácticamente la primera sesión, y consiguiendo, así, resultados más rápidos.

 

TRATAMIENTO COMPLETO PARA UNA HERNIA DISCAL LUMBAR

Uno de los problemas más comunes en la población activa y el principal causante de tantas bajas laborales es la tan conocida hernia discal lumbar.

LA HERNIA DISCAL

Los discos intervertebrales son unos tejidos que se encuentran entre vértebra y vértebra al largo de toda la columna, creando una articulación entre cada una de ellas y permitiendo el movimiento de la columna. Cuando el revestimiento del disco se desgarra, el centro blando puede sobresalir por la abertura, creando la dicha hernia.

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

El deterioro del disco suele darse a causa de la degeneración o envejecimiento, durante este proceso los discos pueden perder su flexibilidad y elasticidad, y los ligamentos que los rodean se vuelven quebradizos y se desgarran con mayor facilidad.

Además, encontramos varios factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de sufrir una hernia discal o que empeore aquella existente tales como las malas posturas, la realización de movimientos repetitivos de flexión-extensión y rotación de tronco soportando peso, atrofia muscular, una mala alimentación o la falta de ejercicio físico

Cabe remarcar un dato importante que quizás no sabías y es que, al contrario de lo que la mayoría ha creído durante años, la hernia discal en sí no es dolorosa, sino que ésta condición empezará a causar sintomatología cuando afecte a un nervio, irritándolo o comprimiéndolo. Siendo pues, la intensidad del dolor independiente a la gravedad de la hernia discal. Además, varios estudios revelan que más de un 30% de personas que no refieren sintomatología alguna padecen de una protusión o hernia discal.


Ahora bien, una vez tenemos una hernia discal en nuestra columna lumbar que nos está comprimiendo el nervio y nos provoca dolor lumbar e incluso irradiación hasta los glúteos, muslo y/o pierna, debemos buscar un profesional para abordar el problema.

TÉCNICAS DE ABORDAJE REALIZADAS EN NUESTRA CLÍNICA

NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA

Consiste en la aplicación de una corriente a una intensidad y frecuencia específica a través de una aguja de acupuntura sobre el sistema nervioso tanto a nivel de las estructuras dañadas como de la columna vertebral.

Este tratamiento, por tanto, produce un estímulo en el sistema nervioso central y/o periférico, mejorando con ello la respuesta de los tejidos inervados por él. Por consiguiente, se consigue de este modo una modulación del dolor tanto en la estructura dañada, a través de los nociceptores, como a nivel central y una mejora trófica al mismo tiempo que un aumento de la fuerza muscular, con esta técnica podemos disminuir el dolor de forma espectacular en algunas patologías neuromusculoesqueléticas.

DIATERMIA-HIPERTERMIA / RADIOFRECUENCIA

Con esta terapia se consigue un triple resultado: efecto térmico terapéutico, efecto mecánico y efecto piezoeléctrico-resonador.

Los beneficios por tanto son diversos: aumenta el metabolismo tisular, reduce la hipertonía muscular, acelera la reparación tisular, mejorar la vascularización, y permite la introducción de principios activos para optimizar el tratamiento.

ONDAS DE CHOQUE

Son Ondas acústicas de alta presión y energía que favorecen cambios biológicos-fisiológicos para la recuperación de tejidos lesionados y dañados. Se usan con gran éxito en patologías musculo-esqueléticas como las fascitis plantares y tendinopatías calcificantes, actualmente también se utilizan en hernias discales para producir un efecto bioestimulador.

Sus efectos ya se notan a los pocos días de la primera sesión y suelen necesitarse entre 3 y 8 sesiones de tratamiento.

LÁSER DE ALTA POTENCIA

La terapia con láser de alta potencia en combinación con la diatermia o hipertermia nos ofrece un alto componente analgésico, antiinflamatorio y regenerativo para la recuperación de los tejidos. Su combinación con técnicas de osteopatía y tracción nos permite realizar un tratamiento de hernias discales y meniscopatías sin cirugía con resultados cercanos al 95% de recuperación.

MOVILIZACIÓN Y MANIPULACIÓN VERTEBRAL

Finalmente, la camilla de flexión distracción es parte del equipo y técnicas utilizamos en el tratamiento de hernias discales. Junto a las técnicas de manipulación de reabsorción, nos permite mejorar e incluso en algunos casos eliminar la hernia discal.

Las manipulaciones vertebrales son unas maniobras que provocan movimientos específicos en la columna vertebral. Con esta técnica no estamos “poniendo la vértebra en su sitio”, sino que su finalidad es normalizar el tono de la musculatura implicada, regular la circulación local, y restaurar la relación articular fisiológica de aquellas vértebras en las que queremos liberar adherencias.

Tratamiento osteonecrosis de cadera

Osteonecrosis de cadera

La Osteonecrosis  se define como muerte del tejido oseo por la interrupción del aporte sanguíneo.

Existen diversas causas que conducen a una restricción de la vascularización del hueso que pueden ser:

  • Traumáticas: Fractura en el cuello del fémur y luxación femoral.
  • No traumáticas: Alcoholismo, Diabetes mellitus, embarazo, radioterapia, tumores, VIH.

Síntomas osteonecrosis de cadera

Suele aparecer un dolor  intenso y agudo en la ingle que puede referirse al glúteo, muslo y rodilla.

Por lo general suele ser más en común en el género masculino, entre los 30 y 60 años de edad.

Existen 6 estadios de evolución que dependen del estado de la lesión:

  • Estadio 0: El paciente no aporta síntomas y tampoco muestra datos patológicos
  • Estadio 1: El paciente puede presentar síntomas o no. En imágenes de rayos X son normales. Solo se muestra lesión al realizar pruebas funcionales óseas.
  • Estadio 2: Comienzan aparecer signos de necrosis ósea, o aparecen quistes en la cabeza femoral.
  • Estadio 3: La esfera de la cabeza femoral se mantiene, sin embargo hay una imagen radiolúcida semilunar.
  • Estadio 4: Las imágenes muestran un aplanamiento del espacio articular en las zonas de carga (lateral y superior).
  • Estadio 5: Además del plano articular, se muestra un pinzamiento del espacio articular seguido de una artrosis secundaria.
  • Estadio 6: hay una marcada destrucción de la cabeza femoral.

TRATAMIENTO REALIZADO EN NUESTRA CLÍNICA

Tenemos una alta tasa de eficiencia en reducción de la lesión y de la sintomatología hasta el estadio 3. A partir de este estadio nuestros resultados son algo menores. Solemos necesitar de unas 6-10 sesiones de tratamiento que se reparten entre 2 y 4 meses,

Utilizamos una terapia combinada que consiste en aplicar ondas de choque focales de alta energía en las zonas de la lesión que han sido determinadas por radiografía y RNM, láser de alta potencia y movilizaciones en tracción de la cadera.

Actualmente el tratamiento con ondas de choque esta siendo la primera opción de tratamiento para la osteonecrosis avascular de cadera ya que evita la cirugía si son tratados los pacientes en los primeros estadios de la lesión.

El láser de alta potencia nos ofrece la posibilidad de penetrar hasta 15 cm en los tejidos produciendo una disminución de la inflamación, de la rigidez y el dolor. al mismo tiempo que se favorece la reparación tisular.