¿Padeces de condropatía rotuliana y quieres saber más sobre ella? Tratamiento condropatía rotuliana.

patel_ch

La condropatía rotuliana es una dolorosa alteración degenerativa del cartílago  que está situado justo por detrás de la rótula. Es una de las lesiones más comunes, pero ésta suele confundirse con otras alteraciones que cursan dolor de rodilla ya que, aparte de que el diagnóstico realizado mediante una exploración manual es difícil de distinguir, el cartílago se caracteriza por ser un tejido aneural y avascular, es decir que no está inervado ni por terminaciones nerviosas ni por estructuras vasculares, con lo que las alteraciones producidas en el cartílago no suelen presentar dolor en el mismo sino que tal dolor aparecerá cuando la lesión esté tan avanzada que afecte a las estructuras de su alrededor.

¿Qué síntomas son característicos de la condropatía rotuliana?

  • Dolor. El dolor suele aparecer en la cara delantera de la rodilla, sobre todo en los movimientos que soportan la carga del propio peso como subir y bajar escaleras, agacharse, arrodillarse o permanecer con la rodilla doblada por largos períodos de tiempo.
  • Crujidos. Éstos suelen ocurrir al estirar la rodilla y son producidos por la fricción entre las superficies óseas –rótula y fémur-. Acostumbran a ir acompañados de dolor.
  • Hinchazón. Debido al desgaste producido en el cartílago se produce la inflamación del mismo, lo que provocará una posterior hinchazón de la rodilla.

¿A qué es debida su aparición?

Hay muchos factores que pueden inducir a una condropatía rotuliana, entre los que encontramos el sobreuso o la realización de movimientos repetitivos de la rodilla –provocando una compresión del propio cartílago-, problemas de obesidad, tensiones de la musculatura de la pierna o una mala alineación estructural.

¿Qué podemos hacer? Tratamiento condropatía rotuliana

Primero hemos de tener claro que frenar su progresión es difícil, aun así, se pueden tomar algunas medidas y evitar aquellos factores que la van a empeorar y, de la misma forma, ralentizar su desarrollo.

La recuperación funcional en casos de condropatía rotuliana es la opción más adecuada y para ello, lo primero y lo más importante será no sobrecargar la rodilla, esto se cumplirá a partir del reposo relativo de la misma. También será de ayuda la aplicación de hielo unos 15-20 minutos hacia el final del día, así como reducir el peso corporal si estamos en situación de sobrepeso. Será imprescindible evitar movimientos contraindicados para la condropatía, como ponerse de cuclillas o de rodillas sobre el suelo y evitar cargar objetos pesados.

En nuestra clínica utilizamos la combinación de láser de alta potencia y factores de crecimiento para recuperar el cartílago dañado.

A estas técnicas añadimos la neuromodulación percutánea para recuperar el funcionamiento adecuado de la musculatura implicada en la lesión.

Una vez el dolor haya cesado, es recomendable practicar ejercicio moderado, pero siempre evitando deportes de alto impacto y, por último, también será importante corregir cualquier alteración biomecánica que pueda ser detectada durante la exploración física.


Si sufres de dolor de rodilla y quieres ponerle fin puedes acudir a nuestra consulta o contactar con nosotros.

Solemos tratar con distintas lesiones relacionadas con el deporte, en las que se incluye la condropatía rotuliana.

En nuestra clínica de fisioterapia en Sabadell te ofrecemos toda la información necesaria así como la realización de un tratamiento individualizado, tanto en fisioterapia como en osteopatía. Además, si se requiere, realizaremos un estudio biomecánico completo para descartar otras alteraciones lesionales así como prevenir cualquier disfunción que esté comprometiendo las actividades diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.