LOS ESTIRAMIENTOS MUSCULARES  EN LA PRÁCTICA DEPORTIVA

 

Estiramientos musculares antes de entrenar?

Varios estudios científicos demuestran que estirar antes de realizar deporte no es bueno. Se ha comprobado que realizarlos  antes de la práctica deportiva, disminuye  el rendimiento y la potencia muscular.

Estirar antes de entrenar puede generar una lesión

Debemos tener presente  que  CALENTAR no es ESTIRAR.

Al realizar un estiramiento producimos una elongación y una tensión interna del músculo y del tendón que generará un estado de relajación y pérdida de  la tensión necesaria para realizar una posterior contracción.

Por lo tanto, realizar un estiramiento antes de la práctica deportiva, conlleva un riesgo muy elevado de producir una lesión muscular o miotendinosa. Sin olvidar que nuestro rendimiento deportivo se verá disminuido.

Que tenemos que hacer antes de entrenar?

El objetivo antes de entrenar es aumentar la temperatura muscular y favorecer la lubricación de las articulaciones, de tal forma que nos preparemos para la práctica deportiva, podamos rendir al máximo y además estar en condiciones óptimas para prevenir posibles lesiones. 

Para conseguirlo  realizaremos movimientos dinámicos articulares y  movimientos dinámicos parecidos a los que vayamos a realizar a posteriori en la práctica deportiva, consiguiendo así un aumento del rango de movimiento articular y una activación muscular que preparará al músculo para la ejecución óptima de la actividad deportiva disminuyendo considerablemente el riesgo de lesión.

Debemos estirar después del entrenamiento?

Es importante la realización de estiramientos después de realizar deporte.

Los haremos de forma suave e iremos aumentando la tensión aplicada progresivamente,  ya que la vuelta a la calma muscular tiene que ser progresiva para evitar que le generemos una pequeña rotura en el tejido por exceso de tensión en sus fibras.

Beneficios de los estiramientos:

  • Reducir la tensión muscular
  • Mejorar la coordinación permitiendo un movimiento más libre y más fácil.
  • Aumentar la amplitud de los movimientos y mantener las propiedades de extensibilidad evitando un acortamiento progresivo crónico.
  • Prevenir lesiones como contracturas o calambres musculares
  • Favorecer la circulación al crear cierta vasodilatación
  • Mejorar el conocimiento corporal o propiocepción
  • Facilitar la oxigenación del músculo

 Conclusión

Los estiramientos deben convertirse en un hábito  después de la práctica deportiva,  deben realizarse  de forma progresiva y no deben ser dolorosos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.