LESIONES DE MENISCOS Y LÁSER DE ALTA POTENCIA

La lesión de menisco es una de las lesiones traumáticas más frecuentes de la rodilla, con una mayor incidencia en la población joven, especialmente la deportista y la de sexo masculino.

 

¿QUÉ SON LOS MENISCOS?

Los meniscos son unas estructuras de fibrocartílago que se encuentran entre el fémur y la tibia, aportan estabilidad y aumentan la congruencia de la articulación, permitiendo amortiguar las cargas y los impactos que soporta la rodilla, así como transmitir y distribuir el peso del propio cuerpo

Los síntomas, además de dolor en la cara interna o externa de la rodilla dependiendo del menisco lesionado, puede cursar en derrame e inflamación articular y, en ocasiones bloqueos en la rodilla.

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS POR LAS QUE SE LESIONAN LOS MENISCOS?

Habitualmente se lesionan por un giro brusco o una hiperextensión de rodilla repentina. Aunque en ocasiones también pueden ser lesiones degenerativas por degaste.

 

TRATAMIENTO CON LÁSER DE ALTA POTENCIA

La palabra LÁSER es el acrónimo en inglés de  Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation, o lo que es lo mismo, luz amplificada por la emisión estimulada de radiación siendo sus principales efectos la bio-estimulación por la acción de los fotones de luz.

La gran ventaja de este láser es la combinación del alto poder analgésico y el efecto antiinflamatorio y regenerativo para la recuperación de los tejidos.

Se puede aplicar en muchos campos, sobre todo en el musculo-esquelético, como articulaciones, cápsulas, ligamentos, esguinces, contusiones, tendones, músculos, afectación neural, etc. Es un láser de escasa divergencia, que evita la pérdida de energía durante la aplicación.

Además, alcanza gran profundidad y potencia. Es una herramienta muy polivalente y para nosotros es indispensable ya que acorta los tiempos de recuperación debido a sus grandes efectos recuperadores.

 

¿CUÁLES SON ESTOS EFECTOS?

Recuperación tisular acelerada y desarrollo celular. El láser penetra en profundidad en los tejidos y aumenta la energía disponible para las células, por lo que la absorción de nutrientes y la eliminación de residuos se realiza con mayor rapidez. Como resultado, los tejidos se regeneran antes.

Cicatrización más rápida. La luz láser estimula la producción de colágeno, predominante en la cicatrización.

Reducción de la formación de tejido fibroso. La laserterapia reduce la formación de tejido cicatrizal, causante del dolor crónico.

Efecto anti-inflamatorio. La luz láser tiene un efecto anti-edémico ya que provoca vasodilatación, pero también porque activa el sistema linfático. Como resultado se reduce la inflamación.

Efecto analgésico. La terapia láser bloquea el dolor transmitido por las células nerviosas al cerebro. Además, al haber menos inflamación, disminuye el dolor.

Aumento de la actividad vascular. La luz láser aumenta la formación de capilares en los tejidos dañados y el incremento temporal del diámetro de los vasos sanguíneos, acelerando el proceso curativo.

Aumento de la función metabólica. La terapia láser origina una mayor producción de enzimas específicas y un mayor consumo de oxígeno y nutrientes por parte de las células sanguíneas.

Función nerviosa mejorada. La luz láser acelera la re-conexión de las células nerviosas en un tejido dañado.

Recuperación tisular acelerada y desarrollo celular. El láser penetra en profundidad en los tejidos y aumenta la energía disponible para las células, por lo que la absorción de nutrientes y la eliminación de residuos se realiza con mayor rapidez. Como resultado, los tejidos se regeneran antes.

 

En nuestra clínica contamos con el K-Laser Cube 4, la última tecnología disponible de fisioterapia avanzada, realizando un tratamiento con el dispositivo más potente del mercado, acelerando, así, la resolución de la lesión, mejorando el dolor desde prácticamente la primera sesión, y consiguiendo, así, resultados más rápidos.

 

Las chanclas durante el verano pueden desencadenar fascitis plantar. ¿Cómo tratar la fascitis plantar?

Ya estamos en medio de nuestras vacaciones, o a punto de acabarlas, y hemos heredado un dolor en la planta del pie durante el verano. Que podemos denominar de una forma muy genérica y muchas veces equivocada como “fascitis plantar”.

Todos somos altos candidatos a sufrir de dolor en la planta del pie, solo hay que sumar algunos factores básicos durante el verano, como pueden ser caminar con chanclas, caminar más tiempo del acostumbrado con zapatos que no respetan la neurofisiología ni la biomecánica de nuestro pie o el hecho de pasar demasiadas horas de pie, otro factor precipitante común es utilizar un patrón de marcha con alto impacto y/o tensión y/o compresión en la zona del talón ”lugar por el que pasan estructuras vasculares y nerviosas”, podríamos alargar aún más la lista, pero estos suelen ser los más habituales.

También habría que tener en cuenta que por lo general la mayoría de población lleva el pie dentro de una caja con una alta amortiguación durante el resto del año y cuando llega el verano se deshace de esta caja sin previo tiempo de adaptación de las estructuras del pie al nuevo medio ambiente e intensidad de trabajo. Por poner un ejemplo es como llevar el brazo escayolado durante 3 meses, quitarse la escayola e irse al gimnasio a hacer ejercicios de brazos al mismo nivel del que está haciendo nuestro vecino el masas. ¿El problema es la actividad que se quiere realizar o el nivel del que quiere partir el sujeto?

Lo que hacemos es pasar de un extremo al otro, por lo general las chanclas suelen estar menos amortiguadas y  son más planas. Eso no debería de ser ningún problema, sino hubiésemos tenido el pie en un medio muy diferente al que ahora lo queremos exponer.

Por ello Las chanclas durante el verano pueden desencadenar fascitis plantar. 

Por otro lado la mayoría utiliza chanclas sin sujeción en el tobillo y ello obliga a un aumento de la flexión dorsal del tobillo, junto una hiperactividad extensora y un cambio en el timing de la contracción de los músculos flexores, debido a la necesidad de realizar una garra para sujetar la chancla. Todo lo que necesitas para fastidiar tu fascia plantar “aumentar el impacto sobre el talón, aumentar el tiempo de contacto y cambiar la actividad de los flexores plantares cortos y largos, produciendo una disminución de una acción estabilizadora que llamamos ganancia fascial, que se debe gracias a la contracción de los flexores cortos, que son los que permiten el trabajo de la fascia plantar como elemento estabilizador y transmisor de fuerzas.

El tema del calzado utilizado para pasar mucho tiempo de pie o caminar depende de factores individuales y medio ambientales. Es decir vamos a tener que tener claros los objetivos principales y estado del sujeto para elegir el material más idóneo. Pero la mayoría de personas al estar mal informadas utilizan criterios de elección del calzado equivocados.

Un ejemplo; Si vas a pasar mucho tiempo de pie “sin movimiento” con alguno de estos calzados de la imagen, ¿donde vas a tener más peso, y por lo tanto,  donde habrá más compresión?

78bcd7912b759b68243fa43219e05f01--plantar-fascitis-best-shoes-for-plantar-fasciitis

Por lo general este dolor se presenta en la planta del pie, en la mayoría de los casos más intenso debajo del talón y se puede extender hasta la base de los dedos. El dolor es mucho más intenso por la mañana, aunque tiene tendencia a minorar. Reaparece después de estar un largo rato sentados y apoyamos de nuevo el pie en el suelo. También si hacemos largas caminatas o estamos un buen rato de pie. Y si presionamos la zona, el dolor se reproduce.

fascitis-620x300

Las chanclas durante el verano pueden desencadenar fascitis plantar. ¿Cómo tratar la fascitis plantar?

¿Qué solemos hacer en estos casos?

  • Valorar factores desencadenantes
  • Reducir o eliminar factores desencadenantes
  • Terapias desensibilizadoras “hay infinidad de estrategias para desensibilizar los nociceptores, te propondremos las más adecuadas a ti”.
  • Valorar déficits sensoriales y motores
  • Mejorar o suplir estos déficits
  • Valorar daños en el tejido
  • Tratar los daños en el tejido “en este caso solemos combinar diferentes técnicas como pueden ser las ondas de choque de alta energía y el Láser de alta potencia.”

 

Tenemos la solución para tu dolor en la planta del pie, no dudes en pedirnos información.

 

TENDINITIS ROTULIANA Y SU ABORDAJE CON EPTE

La tendinitis rotuliana, también conocida como “rodilla de saltador”, es una de las lesiones de rodilla que se dan con mayor frecuencia en deportistas, sobretodo en atletas cuyos deportes incluyen saltos frecuentes, como el baloncesto y el voleibol entre otros. 

Es importante saber que los tendones presentan síntomas tardíamente, el signo del dolor y la incapacidad funcional no aparecen en los primeros estadios de la lesión -a no ser que la lesión se haya producido tras un traumatismo directo sobre el mismo-, sino cuando la lesión ya se ha hecho crónica.

¿Qué sintomatología suele presentar?

  • Dolor en el tendón rotuliano
  • Rigidez en la zona al realizar gestos como sentarse, subir escaleras, saltar, ponerse de rodillas
  • Debilidad muscular asociada
  • Falta de equilibrio ocasional, aumento de temperatura en la zona, o incluso hinchazón.

¿Sus causas más habituales?

La causa más frecuente de este tipo de lesión suele se por microtraumatismos repetitivos, como los que se producen al saltar de forma reiterada, correr sobre superficies duras, etc. La segunda y pero no menos importante es la práctica de deporte con un calzado inadecuado que no amortigua suficientemente el impacto del cuerpo sobre el suelo. Y, por supuesto, los golpes directos sobre el propio tendón.

¿Qué tratamiento sería el más efectivo?

Una de las opciones por excelencia en tendinopatías es la Electrólisis Percutánea Terapéutica (EPTE), una herramienta óptima para el tratamiento de las alteraciones en el tendón rotuliano.

Tratamiento ecoguiado con EPTE en una tendinitis rotuliana

El abordaje consiste en la aplicación de una corriente galvánica en el interior del tendón a través de una aguja, justo en el lugar degenerado, eso activará la primera fase de cualquier proceso regenerativo paralizado en una tendinopatía, necesaria para todo proceso de regeneración. Es el propio organismo el que inicia su recuperación, inducida por el efecto de la EPTE. 

Las modificaciones estructurales que generamos en el tejido blando son instantáneas y apreciables en tiempo real, por lo que el riesgo de recaídas es mucho menor.

FISIOTERAPIA EN LA ARTICULACIÓN TÉMPORO-MANDIBULAR (ATM)

Es muy común que hoy en día las personas vivan en constante estrés tanto físico como emocional, generando patologías que afectan diversos aspectos de su vida, entre ellas, las patologías asociadas a la ATM o Articulación Temporo-Mandibular, ya sea de origen orgánico o funcional. Ocasionalmente, se producen contracturas, dolor e inflamación en los músculos que conforman la zona mandibular, así como el cuello y cervicales, debido al estrés, trastornos del sueño como el bruxismo, disfunción estructural o traumatismos. Cualquiera de estas causas genera dolor y limitación del movimiento, afectando el sistema articular, muscular, capsular y ligamentoso de la articulación, acabando con la armonía biopsicosocial del paciente. La fisioterapia en estos trastornos es una excelente herramienta para su valoración y tratamiento.

Anatomía de la Articulación Témporo-Mandibular (ATM)

La articulación témporo-mandibular es la única articulación móvil en la cabeza, formada por dos huesos: la mandíbula y el hueso temporal del cráneo unidos por medio de una cápsula reforzada por dos ligamentos y entre los cuales encontramos un disco cartilaginoso, que aumenta su congruencia y reparte las presiones de la articulación.

La ATM y la región cervical están estrechamente relacionadas tanto a nivel muscular y miofascial como de inervación y vascularización.

¿Qué es el Trastorno de la ATM?

El síndrome de la articulación temporomandibular (ATM) es un dolor en la articulación de la mandíbula que puede ser causado por varias alteraciones. La ATM conecta la mandíbula inferior al cráneo (hueso temporal) delante de la oreja.  Los problemas en esta área pueden causar dolor de cabeza y cuellodolor facialdolor de oídodolores de cabezabloqueo de la mandíbula o dificultad para abrirla, problemas para morder o chasquidos cuando se muerde o abre la boca

¿Qué causa el trastorno de ATM?

El síndrome ATM puede ser causado por un trauma, desgaste debido al envejecimiento, o asociadas a otras patologías tales como artritis o deformidades óseas, bruxismo, alteraciones biomecánicas o por hábitos orales.

¿Qué síntomas suele presentar?

Tinnitus

Es un zumbido, silbido, chasquido u otro tipo de ruido que parece originarse en la oreja o la cabeza. 

Dolor

  • El dolor en los músculos faciales y las articulaciones de la mandíbula pueden irradiarse al cuello o a los hombros

Otros síntomas

  • La cara y la boca pueden hincharse en el lado afectado.
  • La mandíbula puede bloquearse en una posición abierta
  • Los espasmos musculares asociados pueden causar dificultad para tragar.
  • Dolor de cabeza y mareos, lo que puede provocar náuseas y/o vómitos.

¿Existe algún tratamiento en Fisioterapia?

¡La respuesta es!

Los trastornos de la ATM pueden afectar hasta el 15% de la población general. Varios estudios clínicos mostraron que más del 50 % de la población adulta examinada padecía algún signo de trastorno de la ATM.

Así pues, y volviendo una vez más a la literatura científica, se ha demostrado que el mejor abordaje en este tipo de patologías es la Terapia Manual, tanto a nivel de la propia ATM como en la relación con la columna cervical.

Dentro de la Terapia manual encontramos tres abordajes básicos en la reducción del dolor y la mejoría de los parámetros funcionales; la movilización articular, la movilización de tejidos blandos, y la coordinación neuromuscular.

Estas técnicas combinadas con otras propias de la fisioterapia tienen una gran eficacia y suelen ser las de primera elección en cuanto a este trastorno, mejorando la calidad de vida de la persona que la sufre diariamente.

Dolor de hombro y estabilización escapulotorácica deficiente

Los problemas del hombro son una queja común en nuestra consulta. Si bien la compresión del hombro, el síndrome del manguito rotador y la tendinitis son diagnósticos clínicos comunes, la mayoría de los problemas del hombro comparten una etiología común: estabilización escapulotorácica deficiente. Los tratamientos comunes, que incluyen manipulación de las articulaciones y tejidos blandos, estiramientos, medicamentos, calor y estimulación eléctrica, rara vez logran proporcionar beneficios significativos a largo plazo porque no abordan los problemas de estabilidad subyacentes del complejo del hombro. Por otro lado la columna cervical es un gran contribuyente a la inestabilidad escapulotorácica.

Disfunción cervical y escapulotorácica

La columna cervical se compone de siete vértebras que sirven de base para la cabeza y como un importante punto de unión para varios de los músculos que sostienen la región escapulotorácica.

Las raíces nerviosas cervicales C5-T1 forman el plexo braquial a medida que salen de los agujeros. El plexo braquial sale del cuello entre el escaleno anterior y el medio, viaja debajo de la clavícula y del pectoral menor antes de inervar las estructuras del hombro y la extremidad superior.

Estas relaciones son importantes para entender  las patologías del hombro, ya que las disfunciones tanto en el soporte postural como en los patrones de movimiento pueden tener un impacto significativo en la función del complejo del hombro. Por ejemplo, las hernias discales son una causa común de dolor y disfunción del cuello. Los síntomas radiales, como entumecimiento y hormigueo, son síntomas habituales de problemas en los discos, pero a menudo preceden a estos síntomas varios otros síntomas. Las disminuciones en el rango de movimiento interno del hombro y los puntos gatillo crónicos en la escápula del angular y el romboides son dos signos tempranos comunes de irritación de las raíces nerviosas cervicales. Si bien los pacientes pueden experimentar problemas en cualquier nivel cervical, C5-6 es el nivel más común para protusiones y hernias de disco cervical. Ya que las raíces nerviosas C5, 6 y 7 inervan el serrato anterior, las irritaciones discales del nivel C5-6 pueden ser una causa de debilidad del serrato anterior e inestabilidad posterior o de  la escapula alada.

La inestabilidad cervical que suele ser el origen de estas disfunciones discales debe mejorarse cuando se quiere tratar una disfunción escapulotorácica o no habrá una solución a largo plazo para la los problemas del hombro. Si bien hay varias causas de inestabilidad cervical, dos de las más comunes incluyen el síndrome de cabeza adelantada y el síndrome de rotación escapular. Su relación con la inestabilidad escapulotorácica se analizará a continuación.

Síndrome de cabeza delantera

cabeza delantera

Figura 1

La postura de la cabeza hacia adelante se atribuye en gran medida a la permanencia prolongada y al tiempo excesivo sentado frente a los ordenadores, los televisores y los videojuegos. Si bien es probable que cada uno de estos factores contribuya al problema, es poco probable que formen parte de la fuerza que impulsa este problema. La postura hacia adelante de la cabeza y la posterior hiperextensión de la columna cervical media y la cizalladura anterior de la columna cervical inferior (ver flecha en la Figura 1) son consecuencias directas de patrones respiratorios deficientes. ¿Cuál es la relación entre la postura delantera de la cabeza y la respiración? A medida que los músculos accesorios (escalenos, esternocleidomastoideo y pectoral menor) asumen el papel principal de la respiración, posteriormente tiran de la cabeza y la escápula hacia adelante.Este proceso conduce a la cizalladura anterior de la columna cervical inferior y la hiperextensión compensatoria de la columna cervical media, lo que resulta en una inestabilidad cervical inferior y la posterior irritación del disco cervical inferior que se discutió anteriormente.

Síndrome escapular de rotación

escapular

Figura 2

El “signo del elevador de la escápula” se produce cuando la escápula está insuficientemente estabilizada a lo largo de su borde inferior por las fibras inferiores del serrato anterior y el trapecio inferior. A medida que el cliente realiza un patrón de empujar o tirar, en lugar de permanecer estabilizado, el ángulo superior de la escápula se mueve hacia arriba y hacia adentro sobre el tórax, y hay prominencia del elevador de la escápula a lo largo de la cara lateral del cuello (ver Figura 2). La sobreactivación del elevador de la escápula también contribuye a la hiperextensión de la columna cervical media, ya que este también  funciona como un extensor del cuello. Este es un patrón disfuncional que fomenta la rotación hacia abajo de la escápula, especialmente cuando se utiliza el pectoral menor como un músculo respiratorio primario.

Cuando hay una sobreactivación de los rotadores descendentes de la escápula (pectoral menor, elevador escapula y romboides), es común que los pacientes tengan problemas con la estabilización escapular. Este patrón  es más fácil de ver a medida que el paciente regresa su brazo desde la posición superior (consulte la Figura 3). Observe cómo el ángulo inferior de la escápula se aleja de la caja torácica cuando se baja el brazo.

IMG_7596
IMG_7597

figura 3

Estos patrones alterados de estabilización y movimiento pueden conducir a una gran cantidad de condiciones adicionales de hombro y extremidades superiores, que incluyen síndrome desfiladero torácico, tendinopatías bicipitales y síndromes del manguito de los rotadores. Por lo tanto, la estrategia correctiva para estas afecciones (así como para el síndrome de cabeza hacia adelante y rotación inferior) es mejorar la respiración, la estabilización y la integración de los patrones de movimiento fundamentales.

Integrando los Sistemas Respiratorio, de Estabilización y Movimiento

Para abordar específicamente las tres causas más comunes de disfunción del movimiento: patrones respiratorios deficientes, estabilización deficiente y progresiones incorrectas de los patrones fundamentales debemos seguir la siguiente progresión:

  1. respiración antes de la estabilización
  2. estabilización antes de la integración
  3. integración antes de progresiones

RESPIRACIÓN

La respiración debe ser optimizada; de lo contrario, ningún otro movimiento puede ser óptimo. Se debe establecer una respiración diafragmática adecuada para asegurar una oxigenación óptima y una estabilización adecuada de la columna vertebral y el tórax. De hecho, los patrones respiratorios defectuosos se han relacionado con la mala salud general, además de una estabilización deficiente del tronco y la columna vertebral. Se ha demostrado que el diafragma desempeña un papel tanto en la respiración como en la estabilización (Richards et al., 2004) y se ha indicado un patrón defectuoso del diafragma en la estabilización disfuncional del tronco y la columna vertebral (Hodges et al., 2001).

ESTABILIZACIÓN

Una vez que se han establecido los patrones respiratorios óptimos y la activación del núcleo, el cliente puede progresar a la restauración de la mecánica escapular óptima. Recuerde que la estabilización de la escápula contra el tórax y el control de la rotación ascendente deben establecerse antes de cargar la extremidad superior.

Para empezar a trabajar la estabilidad hay que tener claro que la mayoría de los problemas de hombro, así como los problemas en la zona lumbar, el cuello, etc., no son problemas de fuerza; son problemas de control de motor. Aplicar más fuerza solo beneficiará al paciente que tiene una debilidad definida y que posee programas neuromotores óptimos. Agregar fuerza no asegura nada excepto que un paciente se fortalecerá. Agregar fuerza a un paciente con patrones neuromusculares deficientes solo asegura que el paciente continuará compensando y utilizando los mismos patrones que habitualmente usa.

La siguiente serie de ejercicios es clave para establecer tanto estabilización así como la conciencia del movimiento de las regiones escapulotorácica y glenohumeral. La conciencia del movimiento es el componente más olvidado del ejercicio correctivo, ya que el cliente debe ser consciente de cómo se está moviendo actualmente y de cómo se ven y se sienten los patrones ideales. Es importante recordar que el objetivo de estos patrones es mejorar el control neuromuscular de las escápulas y los estabilizadores de la columna vertebral, por lo que es importante que las primeras fases del ejercicio correctivo enfaticen este punto.

Tablón de pared

El tablón de la pared es un ejercicio excelente para establecer tanto la alineación óptima escapular y la columna, como la activación de los estabilizadores intrínsecos profundos de ambas regiones. En la Figura 4, el sujeto se encuentra aproximadamente a un pie de distancia de la pared y asume una posición de tabla de codo contra la pared. Su parte superior de los brazos está a nivel con los hombros y se le indica una posición de columna vertebral neutral y escapular. Estas señales incluyen:

  1. una postura larga de la columna: se activan los flexores profundos del cuello, la columna vertebral se encuentra en postura neutral;
  2. la escapula es posicionada rotación ascendente – el serrato anterior y el trapecio inferior se activan;
  3. el núcleo se activa y el cliente mantiene la respiración diafragmática.

El desliza un brazo por la pared mientras estabiliza el lado opuesto y regresa a la posición inicial. El repite en el otro lado para el número deseado de repeticiones. Es importante que el sujeto controle la bajada de su brazo (control excéntrico) cuando regrese a la posición inicial. Igualmente importante es que mantenga la estabilidad en el brazo estacionario, ya que el objetivo es mejorar la función de estabilización de los estabilizadores escapulares. Asegúrese de controlar la actividad excesiva del elevador de la escápula  al observar y palpar la cara lateral del cuello del paciente.

IMG_7598
IMG_7599

Figura 4

Cuadrúpedo con alcance del brazo

Como se muestra en la Figura 5, el ejercicio cuadrúpedo comienza con el paciente posicionado en una postura cuadrúpeda con los codos separados al ancho de los hombros. El establece una postura neutral de la columna vertebral y la imagen de una columna larga (como si alguien estuviera tirando de su cabeza con una cuerda). El sujeto activa su serrato anterior y trapecio inferior y mantiene esta activación a través del patrón. Estira un brazo lo más que puede sin perder la posición escapular o de la columna vertebral y vuelve a la posición inicial. Repite en el otro lado, alternando cada lado hasta completar el número deseado de repeticiones. Al igual que con el tablón de pared, es tan importante mantener la estabilidad en el brazo estacionario como el objetivo que es mejorar la función isométrica de los estabilizadores escapulares. Asegúrese de controlar la actividad excesiva del elevador de la escápula.

IMG_7600
IMG_7601

Figura 5

Patrones de manguito rotador invertido

El patrón del manguito rotador de cadena cerrada es un patrón excelente para incorporar los estabilizadores escapulares y los músculos del manguito de los rotadores, específicamente el subescapular. La mayoría de los ejercicios de rehabilitación para el manguito rotador comienzan con la fijación del tronco y la rotación del húmero en la escápula, en cambio de niños aprendemos a estabilizar la escapula justo al revés ya que el niño en el gateo y en su aprendizaje de estabilización superior mueve la escápula sobre un húmero fijado, desarrollando así la función óptima del manguito de los rotadores.

El paciente comienza con un ángulo de inclinación muy poco profundo y luego baja su cuerpo a medida que desarrolla estabilidad y fuerza. El sujeto sujeta el TRX (ver Figura 6) y estabiliza su escápula y columna vertebral. Él alcanza hacia un lado con su brazo libre sin perder el control escapular del brazo fijo o la alineación de la columna vertebral. Gira de regreso a la posición inicial y repite el número deseado de repeticiones en cada lado. La rotación ocurre alrededor de la articulación glenohumeral, lo que hace que este patrón sea esencialmente un ejercicio invertido del manguito de los rotadores para el brazo estacionario.

IMG_7604
IMG_7606

Figura 6

Conjuntos, repeticiones y tempo

Siempre se debe enfatizar la calidad sobre la cantidad, siempre que se intente mejorar el control motor.Los dos primeros ejercicios, el alcance del tablón de la pared y el alcance del cuadrúpedo, están diseñados para mejorar la estabilización y el control motor y, por lo general, no gravan los sistemas endocrino o nervioso. Por lo tanto, estos patrones se deben realizar todos los días para mejorar el control motor y la conciencia, y se pueden realizar sin mucha preocupación por el exceso de entrenamiento. El cliente realizará estos patrones 2 veces al día para 5-10 repeticiones por brazo con una fase concéntrica de 2 segundos y una segunda fase excéntrica. Este es un gran ejercicio de alivio de la postura para los clientes que trabajan largas horas sentados.

El patrón del manguito rotador inverso es un patrón de nivel más alto y puede conducir fácilmente a un manguito de los rotadores sobreentrenado o fatigado. Este patrón se realizará 2-3 veces por semana durante 2-3 series de 8-12 repeticiones.

Integración

Una vez que los clientes logran una respiración y estabilización óptimas, se les debe enseñar cómo integrarlos en los patrones.

Tratamiento de la artrosis mediante Diatermia, Tecarterapia

tecarterapia para el dolor

¿Padeces de artrosis? ¿dolor crónico?

En este post indagaremos sobre esta patología y te mostraremos uno de sus abordajes terapéuticos como tratamiento en fisioterapia, respaldado por la literatura científica.

A pesar de su impacto social, la artrosis se sigue viendo como una patología lejana, asociada a la vejez. Pero la realidad es que no sólo afecta a las personas mayores. Con el aumento de la esperanza de vida y el cambio de actitud de la sociedad por llevar un estilo de vida más activo, los casos de artrosis empiezan a detectarse en grupos de riesgo más jóvenes.

Pero, vamos a empezar por el principio, ¿qué es la artrosis?

La artrosis es una patología articular degenerativa que forma parte de las patologías reumáticas y que afecta tanto al cartílago como al hueso y tejidos blandos de la articulación.

Puede darse en cadera, rodillas, manos, pies y columna vertebral, siendo las tres primeras las más frecuentes.

Los síntomas de la artrosis son progresivos y prolongados en el tiempo.

  • En un primer estadio aparece el dolor asociado al movimiento y al esfuerzo al que se somete la articulación, aunque en esta primera fase el dolor cesa con el reposo.
  • En un segundo estadio el agravamiento de la artrosis hace que el dolor aparezca tras el reposo y el ejercicio, por lo que el malestar es más continuado y prácticamente constante. Otro síntoma característico de esta patología es la incapacidad progresiva de la función articular conllevando, a la larga, la pérdida de la movilidad.
  • Con su evolución pueden producirse deformaciones de los huesoscontracturas musculares que agravan el dolor, además de atrofia de los músculos que rodean tales articulaciones.

¿Qué tan común es su afectación?

A nivel mundial, se calcula que 242 millones de personas tienen artrosis y en España la cifra se sitúa en los 7 millones. Además, es la primera causa de incapacidad permanente y la tercera de incapacidad laboral temporal.

Entonces, si es una patología degenerativa, ¿ya no hay nada que hacer?

La respuesta es un rotundo no. Precisamente, al ser un proceso patológico degenerativo, que cursa dolor crónico y llega a producir una disminución en la calidad de vida de quien lo padece debido a la incapacidad funcional a la que se encuentra sometido en algunas de sus actividades diarias, esta patología ha sido estudiada durante años. Estudios en los que se ha demostrado que sí hay solución, probando muy buenos resultados en algunos de sus abordajes terapéuticos, como es la Tecarterapia.

En un estudio de R. Zilberman et al. Se examinó el efecto de la Tecarterapia diatermia en el dolor y la funcionalidad de pacientes con artrosis de rodilla.En él separaron los pacientes en dos grupos, en uno de ellos se les trataría con Tecarterapia durante 20 minutos, 3 sesiones por semana durante 3 semanas, mientras que en el otro recibió terapia placebo. Una vez finalizado el tiempo de tratamiento se volvieron a evaluar las variables de dolor y funcionalidad para compararlas con las tomadas pre-intervención. En esos resultados se vio una mejoría considerable del dolor, la rigidez, movilidad y las habilidades funcionales de los pacientes sometidos a Tecarterapia pasado las 3 semanas de intervención, mientras que en el grupo placebo no hubo un cambio considerable.

En otro estudio realizado por C. Li Wang et al. Se evaluaron los efectos de la Tecarterapia en la reducción de la sinovitis en pacientes con artrosis de rodilla. En este estudio se sometieron 30 pacientes, en los que una vez más se les dividió en grupos y se les realizó Tecarterapia diatermia en uno de ellos mientras que el otro no recibió ningún tipo de tratamiento. El programa duró un total de 30 sesiones de 20 minutos cada una. Pasadas solamente 10 de esas 30 sesiones se midieron los parámetros y se compararon con los iniciales. En ellos se vio que en el grupo tratado con Tecarterapia había habido una considerable disminución del grosor saco sinovial y del índice del dolor. Ganancias que fueron mejorando a lo largo del programa hasta su finalización.

Bien, contrastado con la literatura científica vemos grandes avances y mejoras en los pacientes con artrosis abordándolo con esta técnica, pero empecemos por sus bases.

¿Qué es la Tecarterapia?

La Tecarterapia es una técnica terapéutica de radiofrecuencia que combina la terapia manual con la diatermia profunda, permitiendo tratar lesiones musculo-esqueléticas desde el interior del cuerpo.

Los fisioterapeutas la empleamos fundamentalmente en nuestros pacientes para aumentar la regeneración natural y para realizar el tratamiento de los procesos antiinflamatorios del aparato locomotor. se utiliza como tratamiento de toda patología musculo-esquelética, actuando tanto a nivel preventivo -preparando las estructuras- como a nivel restaurador –ayudando en la reparación de tejidos lesionados-.

¿Cómo funciona?

La Diatermia Profunda consiste en la penetración de calor en los tejidos a unos 8-15 cm de profundidad, activando de forma natural el proceso biológico regenerativo, pero sin 

provocar un calentamiento importante en el tejido celular subcutáneo ni en el tejido muscular.

DSC_0161
DSC02958

La Tecarterapia está cada vez más extendida en el sector fisioterapéutico, pero no siempre son conocidas sus posibilidades y sus beneficios de aplicación.

¿Cuáles son sus beneficios y bases de aplicación en la artrosis?

Sabemos que la artrosis responde muy bien a tratamientos a base de calor, en el caso de la Tecarterapia, su aplicación proporciona una hipertermia profunda, a diferencia de otros dispositivos que generan calor desde fuera del organismo, la Tecarterapia funciona gracias a que el propio cuerpo es parte del circuito, siendo él el conductor de la electricidad.

Esta técnica aporta múltiples beneficios en patologías reumáticas tales como la artrosis. Lo primero que debemos saber es que partiendo de la hipertermia profunda producida en la zona artrítica provocará varios mecanismos de activación.

Lo primero que vamos a tener es un aumento de la circulación local, eso va a producir un efecto deoxigenación del tejido, una ayuda a la eliminación de toxinas que está teniendo este tejido deteriorado y, muy importante para el dolor crónico, va a producir un aumento endorfínico, es decir, un aumento de las hormonas con las que cuenta nuestro organismo para poder atenuar nuestro propio dolor.

Por lo tanto, los beneficios que nos va a producir la Tecarterapia en casos de artrosis van a ser varios. En primer lugar, esa disminución del dolor nos va a conducir a un aumento considerable de la calidad de vida, así como una disminución de esa rigidez articular. Además, ayudará a reparar ese tejido que está deteriorado, favoreciendo y activando su reparación interna.

Por otro lado, en pacientes con artrosis nos encontramos con una alteración o un desequilibrio muscular, es decir, algunos músculos habrán perdido su fuerza muscular, mientras que otros estarán sobrecargados. Con la Tecarterapia se consigue una normalización de ese desequilibrio, activando la musculatura debilitada y relajando la sobrecargada.

En los pacientes que presentan alteraciones o disfunciones músculo-esqueléticas y realizan tratamiento de fisioterapia con Tecarterapia está comprobado que acorta el tiempo de recuperación hasta en un 40% frente a métodos convencionales.


En nuestro centro Fisioterapia i Osteopatia Ferran Espejo contamos con la tecnología necesaria para realizar esta terapia y ponerle remedio a ese incapacitante dolor, pérdida de habilidad funcional y rigidez.

TRATAMIENTO COMPLETO PARA UNA HERNIA DISCAL LUMBAR

Uno de los problemas más comunes en la población activa y el principal causante de tantas bajas laborales es la tan conocida hernia discal lumbar.

LA HERNIA DISCAL

Los discos intervertebrales son unos tejidos que se encuentran entre vértebra y vértebra al largo de toda la columna, creando una articulación entre cada una de ellas y permitiendo el movimiento de la columna. Cuando el revestimiento del disco se desgarra, el centro blando puede sobresalir por la abertura, creando la dicha hernia.

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

El deterioro del disco suele darse a causa de la degeneración o envejecimiento, durante este proceso los discos pueden perder su flexibilidad y elasticidad, y los ligamentos que los rodean se vuelven quebradizos y se desgarran con mayor facilidad.

Además, encontramos varios factores de riesgo que pueden aumentar el riesgo de sufrir una hernia discal o que empeore aquella existente tales como las malas posturas, la realización de movimientos repetitivos de flexión-extensión y rotación de tronco soportando peso, atrofia muscular, una mala alimentación o la falta de ejercicio físico

Cabe remarcar un dato importante que quizás no sabías y es que, al contrario de lo que la mayoría ha creído durante años, la hernia discal en sí no es dolorosa, sino que ésta condición empezará a causar sintomatología cuando afecte a un nervio, irritándolo o comprimiéndolo. Siendo pues, la intensidad del dolor independiente a la gravedad de la hernia discal. Además, varios estudios revelan que más de un 30% de personas que no refieren sintomatología alguna padecen de una protusión o hernia discal.


Ahora bien, una vez tenemos una hernia discal en nuestra columna lumbar que nos está comprimiendo el nervio y nos provoca dolor lumbar e incluso irradiación hasta los glúteos, muslo y/o pierna, debemos buscar un profesional para abordar el problema.

TÉCNICAS DE ABORDAJE REALIZADAS EN NUESTRA CLÍNICA

NEUROMODULACIÓN PERCUTÁNEA

Consiste en la aplicación de una corriente a una intensidad y frecuencia específica a través de una aguja de acupuntura sobre el sistema nervioso tanto a nivel de las estructuras dañadas como de la columna vertebral.

Este tratamiento, por tanto, produce un estímulo en el sistema nervioso central y/o periférico, mejorando con ello la respuesta de los tejidos inervados por él. Por consiguiente, se consigue de este modo una modulación del dolor tanto en la estructura dañada, a través de los nociceptores, como a nivel central y una mejora trófica al mismo tiempo que un aumento de la fuerza muscular, con esta técnica podemos disminuir el dolor de forma espectacular en algunas patologías neuromusculoesqueléticas.

DIATERMIA-HIPERTERMIA / RADIOFRECUENCIA

Con esta terapia se consigue un triple resultado: efecto térmico terapéutico, efecto mecánico y efecto piezoeléctrico-resonador.

Los beneficios por tanto son diversos: aumenta el metabolismo tisular, reduce la hipertonía muscular, acelera la reparación tisular, mejorar la vascularización, y permite la introducción de principios activos para optimizar el tratamiento.

ONDAS DE CHOQUE

Son Ondas acústicas de alta presión y energía que favorecen cambios biológicos-fisiológicos para la recuperación de tejidos lesionados y dañados. Se usan con gran éxito en patologías musculo-esqueléticas como las fascitis plantares y tendinopatías calcificantes, actualmente también se utilizan en hernias discales para producir un efecto bioestimulador.

Sus efectos ya se notan a los pocos días de la primera sesión y suelen necesitarse entre 3 y 8 sesiones de tratamiento.

LÁSER DE ALTA POTENCIA

La terapia con láser de alta potencia en combinación con la diatermia o hipertermia nos ofrece un alto componente analgésico, antiinflamatorio y regenerativo para la recuperación de los tejidos. Su combinación con técnicas de osteopatía y tracción nos permite realizar un tratamiento de hernias discales y meniscopatías sin cirugía con resultados cercanos al 95% de recuperación.

MOVILIZACIÓN Y MANIPULACIÓN VERTEBRAL

Finalmente, la camilla de flexión distracción es parte del equipo y técnicas utilizamos en el tratamiento de hernias discales. Junto a las técnicas de manipulación de reabsorción, nos permite mejorar e incluso en algunos casos eliminar la hernia discal.

Las manipulaciones vertebrales son unas maniobras que provocan movimientos específicos en la columna vertebral. Con esta técnica no estamos “poniendo la vértebra en su sitio”, sino que su finalidad es normalizar el tono de la musculatura implicada, regular la circulación local, y restaurar la relación articular fisiológica de aquellas vértebras en las que queremos liberar adherencias.

Los Tratamientos más eficaces para la Epicondilitis

La epicondilitis o comúnmente conocida como “codo del tenista”, es una patología que cursa con dolor en la cara lateral del codo. Normalmente está producida por movimientos repetitivos, en este caso, por una extensión repetitiva de muñeca. Esto conlleva una irritación y degeneración de las inserciones tendinosas en el codo por microtraumatismos de repetición. 

Es una patología que afecta tanto a hombres como a mujeres sin importar su edad. Además existe una relación clara con ciertas profesiones y con la práctica de deportes de raqueta. Trabajos donde realizamos movimientos reiterados como puede ser en fábricas, o incluso en oficinas por el uso prolongado del ratón, son los causantes de la mayoría de epicondilitis que encontramos en consulta.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTA?

Entre los síntomas más comunes solemos encontrar dolor en la zona lateral del codo,  impotencia funcional al realizar la extensión de muñeca y supinación del antebrazo, dolor a la palpación sobre el epicóndilo y dolor al realizar acciones de la vida cotidiana como coger un vaso de agua, elevar una botella o abrir con llave una puerta.   

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS EFICAZ?

El tratamiento más efectivo  y con el que solemos encontrar más beneficios es con la aplicación de la Electrólisis Percutánea Terapèutica (EPTE) combinado con otras técnicas de fisioterapia como pueden ser el masaje a nivel muscular, la punción seca,  la fibrólisis diacutánea o la aplicación de diatermia.

Las Ondas de Choque también han demostrado ser un tratamiento muy efectivo para tratar este tipo de tendinitis.

EPTE (ELECTRÓLISIS PERCUTÁNEA TERAPÉUTICA)

Esta se trata de una técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías, efectiva y de rápida aplicación. Con ella conseguimos acortar los tiempos de recuperación del paciente a partir de la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura insertada justo en el tejido afectado. De esta manera, lo que conseguimos es acceder directamente al tejido dañado e inducir su regeneración y auto-recuperación.

Con la Electrólisis logramos la reparación del tendón y la recuperación inmediata con una alta efectividad  respecto a otros tratamientos convencionales. Otro beneficio de su abordaje es la baja frecuencia de recaídas que supone para el deportista.

ONDAS DE CHOQUE

La terapia de las Ondas de Choque actúa a partir de varios mecanismos, con ella no solo se rompen las calcificaciones en el tejido, sino que provoca también un aumento del flujo sanguíneo en el área, una estimulación del mecanismo de regeneración que ayuda a la reabsorción del calcio y una disminución de las señales de sensibilidad dolorosa que los nervios están enviando constantemente a nuestro cerebro. Asimismo, actúa inhibiendo los Puntos Gatillos Miofasciales (PGM) produciendo una disminución de la sensación de rigidez y del dolor.

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis en estas técnicas terapéuticas una excelente manera de acelerar la recuperación de lesiones tendinosas y musculares con garantías.

¿Padeces de condropatía rotuliana y quieres saber más sobre ella? Tratamiento condropatía rotuliana.

patel_ch

La condropatía rotuliana es una dolorosa alteración degenerativa del cartílago  que está situado justo por detrás de la rótula. Es una de las lesiones más comunes, pero ésta suele confundirse con otras alteraciones que cursan dolor de rodilla ya que, aparte de que el diagnóstico realizado mediante una exploración manual es difícil de distinguir, el cartílago se caracteriza por ser un tejido aneural y avascular, es decir que no está inervado ni por terminaciones nerviosas ni por estructuras vasculares, con lo que las alteraciones producidas en el cartílago no suelen presentar dolor en el mismo sino que tal dolor aparecerá cuando la lesión esté tan avanzada que afecte a las estructuras de su alrededor.

¿Qué síntomas son característicos de la condropatía rotuliana?

  • Dolor. El dolor suele aparecer en la cara delantera de la rodilla, sobre todo en los movimientos que soportan la carga del propio peso como subir y bajar escaleras, agacharse, arrodillarse o permanecer con la rodilla doblada por largos períodos de tiempo.
  • Crujidos. Éstos suelen ocurrir al estirar la rodilla y son producidos por la fricción entre las superficies óseas –rótula y fémur-. Acostumbran a ir acompañados de dolor.
  • Hinchazón. Debido al desgaste producido en el cartílago se produce la inflamación del mismo, lo que provocará una posterior hinchazón de la rodilla.

¿A qué es debida su aparición?

Hay muchos factores que pueden inducir a una condropatía rotuliana, entre los que encontramos el sobreuso o la realización de movimientos repetitivos de la rodilla –provocando una compresión del propio cartílago-, problemas de obesidad, tensiones de la musculatura de la pierna o una mala alineación estructural.

¿Qué podemos hacer? Tratamiento condropatía rotuliana

Primero hemos de tener claro que frenar su progresión es difícil, aun así, se pueden tomar algunas medidas y evitar aquellos factores que la van a empeorar y, de la misma forma, ralentizar su desarrollo.

La recuperación funcional en casos de condropatía rotuliana es la opción más adecuada y para ello, lo primero y lo más importante será no sobrecargar la rodilla, esto se cumplirá a partir del reposo relativo de la misma. También será de ayuda la aplicación de hielo unos 15-20 minutos hacia el final del día, así como reducir el peso corporal si estamos en situación de sobrepeso. Será imprescindible evitar movimientos contraindicados para la condropatía, como ponerse de cuclillas o de rodillas sobre el suelo y evitar cargar objetos pesados.

En nuestra clínica utilizamos la combinación de láser de alta potencia y factores de crecimiento para recuperar el cartílago dañado.

A estas técnicas añadimos la neuromodulación percutánea para recuperar el funcionamiento adecuado de la musculatura implicada en la lesión.

Una vez el dolor haya cesado, es recomendable practicar ejercicio moderado, pero siempre evitando deportes de alto impacto y, por último, también será importante corregir cualquier alteración biomecánica que pueda ser detectada durante la exploración física.


Si sufres de dolor de rodilla y quieres ponerle fin puedes acudir a nuestra consulta o contactar con nosotros.

Solemos tratar con distintas lesiones relacionadas con el deporte, en las que se incluye la condropatía rotuliana.

En nuestra clínica de fisioterapia en Sabadell te ofrecemos toda la información necesaria así como la realización de un tratamiento individualizado, tanto en fisioterapia como en osteopatía. Además, si se requiere, realizaremos un estudio biomecánico completo para descartar otras alteraciones lesionales así como prevenir cualquier disfunción que esté comprometiendo las actividades diarias.

¿Qué podemos hacer con la Periostitis Tibial?

¿Qué es la Periostitis tibial?

Esta lesión se caracteriza básicamente por la inflamación del periostio. El periostio es la capa más externa que se encarga de recubrir el hueso y fijar los tendones y ligamentos al tejido del mismo.  También contiene vasos sanguíneos y nervios que nutren y le dan sensibilidad a los huesos.

Cuando hay una inflamación de esta capa en la zona de la pierna hablaremos de la famosa periostitis tibial.

¿Cómo se produce y cuáles son las causas?

A la hora de producirse esta lesión su mecanismo suele ser por repetidas tracciones sobre esta capa, así como por microtraumatismos debidos a un impacto repetido al realizar la zancada, siendo esto uno de los motivos por los que la periostitis tibial acostumbra a verse con más frecuencia en corredores de fondo.

También podemos encontrar varios factores que predisponen a padecer esta patología, como pueden ser el exceso de entrenamiento, una mala amortiguación del calzado, la rigidez muscular, hacer un apoyo de forma incorrecta o, sobretodo, una desalineación anatómica por problemas a nivel biomecánico.

¿Qué hay de la sintomatología?

Lo que suelen notar las personas que sufren esta lesión es un dolor localizado en la cara anterior e interna de la pierna.

 El síntoma más claro es que el dolor aparece al iniciar la actividad física y disminuye después de un mínimo período de calentamiento, pero éste vuelve a aparecer de manera más intensa al llevar un tiempo corriendo.

¿Cuál es el mejor tratamiento a seguir?

El mejor tratamiento de la periostitis es la prevención, pero cuando ya nos encontramos con el problema es necesaria la realización de un tratamiento de rehabilitación.

Éste dependerá del tiempo que lleva siendo parte del deportista, por lo que, si es una lesión en una fase inicial deberemos realizar reposo, aplicar un vendaje funcional y realizar sesiones de radiofrecuencia con masaje local.

Si nos encontramos en una situación de dolor de más de 4 semanas la opción sera un tratamiento con ondas de choque o electrolisis percutánea si nos encontramos ante un cambio en el tejido, si queremos mejorar aún más los resultados la mejor opción es combinar estas terapias con láser de alta potencia.

Por lo general los resultados son notables en la segunda o tercera sesión.

A medida que vayamos avanzando, el reposo deberá ser cada vez menor, de forma progresiva pero siempre teniendo en cuenta el dolor, seguiremos con la realización de masaje en la zona de la pantorrilla y podemos incorporar el tratamiento a partir de la fibrólisis diacutánea o ganchos.

Es muy importante en el tratamiento incluir la realización de terapia manual, donde utilizaremos el movimiento para mejorar el estado muscular y articular de la persona lesionada, así como seguir una pauta de ejercicios y estiramientos que el mismo fisioterapeuta le facilitará de manera que se adapte al máximo a su caso en particular.

¿Algún consejo de prevención?

Para prevenir este tipo de lesión será conveniente la realización de un estudio biomecánico y de pisada para centrar nuestra actuación a la aparición de cualquier desequilibrio anatómico que nos induce a lesionarnos con más frecuencia y, de la misma manera, nos servirá para orientarnos cuando queramos adquirir el material deportivo más adecuado.

También nos será de gran ayuda fortalecer el tono muscular y evitar la práctica deportiva en terrenos de suelo duro e irregular.

Si sufre de esta lesión y quiere ponerle remedio puede contactar con nosotros.

En nuestro centro le ofrecemos toda la información necesaria así como la realización de un tratamiento individualizado y, si lo requiere, le realizaremos un estudio biomecánico completo para prevenir cualquier lesión que le esté comprometiendo la práctica deportiva.