Tratamientos más Efectivos en Calcificación de Hombro

La tendinitis calcificante de hombro o calcificación de hombro comúnmente conocida, es una causa frecuente de dolor de hombro en pacientes entre los 40 y los 50 años, sin ningún desencadenante conocido. Afecta algo más a las mujeres que a los hombres, y también suele darse más en el brazo dominante.

Básicamente esta patología es la tendencia al endurecimiento de una parte blanda por una sustancia cálcica. Cuando existe calcificación, esta se encuentra en el interior del tendón del músculo supraespino.

Entre los síntomas más comunes solemos encontrar dolor agudo, tanto al movimiento como en reposo, así como la limitación de los movimientos propios del hombro. Aun así, a veces puede ser asintomático, sobre todo si la calcificación es aún pequeña, evidenciándose sólo por radiografía y ecografía

¿QUÉ LO ORIGINA?

Sus causas pueden ser varias, desde envejecimiento del tendón por su proceso degenerativo natural hasta por déficits en la eliminación de tóxicos. Aunque la que más se suele dar es la inflamación producida por movimientos repetitivos que van produciendo un choque del tendón contra el segmento óseo.

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS EFICAZ?

El tratamiento más efectivo y con el que solemos obtener mejores resultados en calcificaciones es la combinación de varias técnicas en fisioterapia, pero principalmente utilizando las Ondas de Choque y la Electrólisis Percutánea (EPI).

La terapia de las Ondas de Choque actúa a partir de varios mecanismos, con ella no solo se rompen las calcificaciones en el tejido, sino que provoca también un aumento del flujo sanguíneo en el área, una estimulación del mecanismo de regeneración que ayuda a la reabsorción del calcio y una disminución de las señales de sensibilidad dolorosa que los nervios están enviando constantemente a nuestro cerebro. Asimismo, actúa inhibiendo los Puntos Gatillos Miofasciales (PGM) produciendo una disminución de la sensación de rigidez y del dolor.

ondas de choque hombro

También contamos con la Electrólisis Percutánea (EPI). Esta se trata de una técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías, efectiva y de rápida aplicación. Con ella conseguimos acortar los tiempos de recuperación del paciente a partir de la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura insertada justo en el tejido afectado. De esta manera, lo que conseguimos es acceder directamente al tejido dañado e inducir su regeneración y auto-recuperación.

tratamiento con epi en supraespinoso

Con la Electrólisis logramos la reparación del tendón y la recuperación inmediata con una alta efectividad respecto a otros tratamientos convencionales. Otro beneficio de su abordaje es la baja frecuencia de recaídas que supone para el deportista.

Tras varias sesiones, las calcificaciones van desapareciendo y, consecuentemente también desaparece la limitación al movimiento y el dolor e inflamación.

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis en esta técnica terapéutica una excelente manera de acelerar la recuperación de lesiones tendinosas y musculares con garantías.

Tratamiento osteonecrosis de cadera

Osteonecrosis de cadera

La Osteonecrosis  se define como muerte del tejido oseo por la interrupción del aporte sanguíneo.

Existen diversas causas que conducen a una restricción de la vascularización del hueso que pueden ser:

  • Traumáticas: Fractura en el cuello del fémur y luxación femoral.
  • No traumáticas: Alcoholismo, Diabetes mellitus, embarazo, radioterapia, tumores, VIH.

Síntomas osteonecrosis de cadera

Suele aparecer un dolor  intenso y agudo en la ingle que puede referirse al glúteo, muslo y rodilla.

Por lo general suele ser más en común en el género masculino, entre los 30 y 60 años de edad.

Existen 6 estadios de evolución que dependen del estado de la lesión:

  • Estadio 0: El paciente no aporta síntomas y tampoco muestra datos patológicos
  • Estadio 1: El paciente puede presentar síntomas o no. En imágenes de rayos X son normales. Solo se muestra lesión al realizar pruebas funcionales óseas.
  • Estadio 2: Comienzan aparecer signos de necrosis ósea, o aparecen quistes en la cabeza femoral.
  • Estadio 3: La esfera de la cabeza femoral se mantiene, sin embargo hay una imagen radiolúcida semilunar.
  • Estadio 4: Las imágenes muestran un aplanamiento del espacio articular en las zonas de carga (lateral y superior).
  • Estadio 5: Además del plano articular, se muestra un pinzamiento del espacio articular seguido de una artrosis secundaria.
  • Estadio 6: hay una marcada destrucción de la cabeza femoral.

TRATAMIENTO REALIZADO EN NUESTRA CLÍNICA

Tenemos una alta tasa de eficiencia en reducción de la lesión y de la sintomatología hasta el estadio 3. A partir de este estadio nuestros resultados son algo menores. Solemos necesitar de unas 6-10 sesiones de tratamiento que se reparten entre 2 y 4 meses,

Utilizamos una terapia combinada que consiste en aplicar ondas de choque focales de alta energía en las zonas de la lesión que han sido determinadas por radiografía y RNM, láser de alta potencia y movilizaciones en tracción de la cadera.

Actualmente el tratamiento con ondas de choque esta siendo la primera opción de tratamiento para la osteonecrosis avascular de cadera ya que evita la cirugía si son tratados los pacientes en los primeros estadios de la lesión.

El láser de alta potencia nos ofrece la posibilidad de penetrar hasta 15 cm en los tejidos produciendo una disminución de la inflamación, de la rigidez y el dolor. al mismo tiempo que se favorece la reparación tisular.

Tratamiento epicondilitis o codo de tenista

Según la literatura científica, se conoce que el tan nombrado “codo de tenista” tiene una incidencia del 4 al 7% de la población, presentándose sobre todo entre los 30 y 50 años de edad, valores que siguen aumentando hoy en día  debido al gran impacto que está teniendo la práctica de algunos deportes de raqueta ante una amplia parte de la población.

 

 

Son muchas las patologías que nos impiden realizar múltiples actividades cotidianas o deportivas debido al dolor que nos provocan, pero estas, al igual que la epicondilitis tienen solución y suelen evolucionar de forma muy positiva siguiendo un buen tratamiento en fisioterapia.

Vamos a ver cómo la podemos abordar, así que, empecemos por conocer las bases de esta patología

¿Qué es la epicondilitis?
La epicondilitis es una patología que afecta al compartimento externo del codo, es una lesión o inflamación de los tendones epicondíleos que provoca dolor e impotencia funcional.

Este proceso degenerativo causado en el epicóndilo lateral del codo suele deberse a un uso excesivo de la musculatura que se inserta en el mismo, es decir, tiene su origen en los microtraumatismos producidos en la inserción principalmente de los extensores de la muñeca.

Aunque esta afección se conoce por deportes como el tenis o el pádel, también se da en otros deportes, especialmente en aquellos donde se trabaja la velocidad y el lanzamiento de la extremidad superior, así como en numerosas profesiones tales como músicos, dentistas, trabajadores del hogar o transportistas entre muchos otros.

Es importante tener presente que no todo dolor de codo viene dado por una epicondilitis, sino que hay muchas otras patologías que nos pueden derivar en un dolor de codo.

Por ejemplo, una de las que nos encontramos muchas veces con diagnóstico de epicondilitis es el síndrome del túnel radial o comúnmente conocida como “codo de tenista resistente”

El Síndrome del túnel radial es un cuadro doloroso en el margen lateral del codo, de aquí la dificultad a diferenciarla de una epicondilitis y a la confusión en cuanto a su diagnóstico clínico, porque este síndrome puede estar enmascarado o incluso coexistir con la propia epicondilitis.

Pero no todo está perdido, como fisioterapeutas contamos con varias herramientas de valoración y exploración para discernir entre una u otra y, así, abordarla de forma específica para solucionarla de la mejor forma posible.

¿Qué se puede hacer?
En fisioterapia hay un amplio abanico de técnicas que podemos realizar para tratar la epicondilitis, pero algunas de las más eficaces son las invasivas, como la Punción seca o la Electrólisis Percutánea (EPTE), eso sí, siempre combinadas con otras de manuales como la Fibrolisis Diacutánea (ganchos), el masaje transverso profundo Cyriax o Tecarterapia Diatermia. También será primordial conocer la pauta de ejercicios adecuados para trabajar en casa.

 

 

Tratamiento con electrolisis percutánea de la tendinitis del supraespinoso

En algunos deportes es frecuente padecer alguna tendinitis del supraespinoso. Eso es debido a la biomecánica del complejo articular del hombro y a la fricción que sufre este tendón en aquellos gestos técnicos realizados en deportes que implican un esfuerzo en la articulación por encima de 90º de flexión.

Deportes tan conocidos como el baloncesto, voleibol, balonmano e incluso la natación ponen continuamente al tendón en un alto estrés mecánico y más aún si el gesto técnico no es el adecuado.

Viendo la alta incidencia de esta lesión -ya no sólo en deportistas sino en la población general-, vamos a empezar por lo básico.

 ¿QUÉ ES LA TENDINITIS DEL SUPRAESPINOSO?

La tendinitis del supraespinoso es la inflamación que se ocasiona en el tendón de éste músculo debido al roce provocado por los movimientos repetitivos de elevación del hombro, que provocan un pinzamiento entre la cabeza del húmero y el arco acromial. Suele ser la causa más frecuente de hombro doloroso.

Hay que tener en cuenta que los tendones se sitúan muy cerca de las articulaciones por ello cuando aparece el dolor se confunde erróneamente con dolor articular y artritis.

 

¿CUÁLES SON SUS SIGNOS Y SÍNTOMAS?

Las personas que lo sufren suelen describir un dolor localizado en el hombro que incluso llega a extenderse por la zona lateral del brazo, especialmente cuando se efectúan determinados movimientos, en concreto la elevación del brazo. Además, en muchos casos este dolor empeora por la noche.

Una vez entendemos la lesión y cómo ésta se origina, pasemos a cómo podemos solucionarla.

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL IDEAL PARA LA TENDINOPATÍA DEL SUPRAESPINOSO?

En el mundo de la fisioterapia podemos encontrar infinidad de tratamientos para la recuperación de una lesión de tendón, pero una de las más eficaces y de las menos conocidas es la Electrólisis Percutánea Terapéutica EPTE®.

Se trata de una técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías, efectiva y de rápida aplicación. Con ella se consigue acortar los tiempos de recuperación del paciente.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA ELECTRÓLISIS PERCUTÁNEA TERAPÉUTICA?

La EPTE® está basada en la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura insertada justo en el tejido afectado, en este caso el tendón del supraespinoso. De esta manera, lo que conseguimos es acceder directamente al tejido dañado e inducir su regeneración y auto-recuperación.

Ésta técnica se utiliza y es efectiva para el tratamiento de todo tipo de tendinopatías, entre muchas otras lesiones de deportistas de élite, deportistas aficionados y personas sedentarias.

tratamiento con epte en supraespinoso

 

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis en esta técnica terapéutica una excelente manera de acelerar la recuperación de lesiones tendinosas y musculares con garantías.

 

 

Vértigo y tratamiento osteopático

El vértigo aun no siendo una de las manifestaciones más oídas se presenta con una alta incidencia, según un estudio publicado en la revista Archives of Internal Medicine se ha visto que los mareos y el vértigo son muy frecuentes en la población, con una prevalencia de hasta un 23%.

En esta entrada vamos a explicar de qué se trata, sus causas principales y su mejor abordaje en cuanto a tratamiento en osteopatía y fisioterapia.

Vamos a empezar por las bases, ¿Qué es realmente el vértigo?

Bien, antes de nada, debemos aclarar que estamos ante un síntoma, no se trata de una enfermedad. Este síntoma puede aparecer de forma única y aislada por una causa concreta o puede presentarse formando parte de un cuadro clínico correspondiente a los síntomas de una patología.

El vértigo es un síntoma que genera un malestar traducido en una sensación de desequilibrio e inestabilidad. Produce una gran inseguridad e incapacidad para movernos, pudiendo llegar incluso a tener sensación de náuseas y desmayo. A estos síntomas se une la sensación de que las cosas giran, como si todo diera vueltas. Puede durar algunos instantes o incluso bastantes horas, incluso viéndose acompañado de incapacidad de enfoque ocular o pérdida de audición.

¿Cuáles son sus posibles causas?

Una afectación tan frecuente como es la patología de la columna cervical puede generar vértigos. Aquí entran en escena varias estructuras cervicales que acaban repercutiendo en la buena función del nervio encargado en gran medida del equilibrio, el nervio vestibular.

  • Problemas en la musculatura cervical

Principalmente la musculatura lateral corta cervical y los suboccipitales pueden generar una compresión de la arteria vertebral cuando se sobrecargan. Esto provoca que se afecten las ramas que vascularizan el cerebro y el oído interno, generando una alteración en el funcionamiento de las estructuras que irriga y provocando tal vértigo.

  • Disfunción craneal

El nervio vestibular puede verse afectado también por su compresión en los canales por los que pasa debido fundamentalmente a una mala movilidad y biomecánica de los huesos y músculos, pudiendo alterar la función nerviosa del VIII par craneal

  • Falta de movilidad cervical y cervicodorsal

Una disfunción o hipomovilidad en la columna cervical y dorsal permitirían una compresión en la arteria vertebral afectando a su flujo, e incluso al sistema vestibular. Además, los niveles vertebrales de la charnela cervicodorsal corresponden a los centros medulares simpáticos de control arterial, por lo tanto, a las zonas medulares que mandan la orden correcta para la buena fisiología vasomotora de tales arterias.

  • Oído interno

En él encontramos unas sustancias llamadas otolitos que se mueve según nuestra postura y movimiento, haciendo partícipe al cerebro de captar tal posición. Cuando esta sustancia se encuentra fuera de lugar o no responde de la forma adecuada según nuestros cambios posturales se altera la interpretación de dicha posición pudiendo desencadenar el vértigo

  • Alteración del sistema propioceptivo

Los propioceptores son unos receptores localizados en nuestro cuerpo que indican al cerebro la posición de cada parte del mismo para que involuntariamente seamos capaces de reconocer nuestra posición global respecto al entorno y situación en la que nos encontramos. A veces, pueden producirse incoherencias entre la información enviada por cada uno de los sistemas y entonces será cuando el cerebro pierda parte de su capacidad reconocer tal posición y responderá con una sensación de malestar a través del vértigo.

Sabiendo todo esto, ¿Qué podemos hacer para abordar esta sensación una vez ha aparecido?

tratamiento vertigo con osteopatia

En la mayoría de los casos con las que nos encontramos la causa suele estar, no en la estructura en sí, sino en la columna cervical. Una vez realizado un diagnóstico previo y haber analizado aquellas estructuras que sufren bloqueos, se puede

llevar a cabo un tratamiento adecuado a partir de la estimulación de los mecanismos internos para, así, restaurar el equilibrio y la función.

Con osteopatía contamos con un seguido de maniobras y técnicas que nos sirven para actuar sobre la estructura afectada buscando restituir la irrigación. Una vez corregida tal disfunción con las manipulaciones convenientes, el organismo desarrolla su propio mecanismo de curación, consiguiendo que los vértigos desaparezcan.

¿En qué consisten las manipulaciones vertebrales?

Básicamente son maniobras realizadas sobre la columna cervical para provocar su movimiento. Son unos movimientos rápidos, de corto recorrido que afectan sólo -o, sobre todo- a una vértebra en concreto.

Cuando realizamos esta maniobra, no sólo nos permite ganar movilidad y flexibilidad de los segmentos vertebrales que se encuentran bloqueados, sino que también estamos provocando un cambio en la anatomía, fisiología y biomecánica normal de las vértebras y estimulamos un cambio en el sistema nervioso autónomo (SNA) y, por lo tanto, de la información sensorial que afecta a las vías eferentes de los niveles segmentarios en los que se le aplica esta maniobra.

Es decir, a partir de la estimulación del SNA se transmite información desde la corteza hacia los órganos periféricos, regulando con ello, la actividad involuntaria corporal.

 

En nuestro centro Fisioterapia i Osteopatia Ferran Espejo contamos con la práctica y las herramientas para realizar el mejor tratamiento en cada caso, tanto en caso de vértigo como en cualquier patología o lesión.

Tratamiento hernia discal lumbar

tecarterapia para el dolor

El dolor lumbar es uno de los problemas de salud más frecuentes a los que se enfrenta la población actual, existen varias causas que favorecen o pueden derivar en un dolor lumbar, y en este post hablaremos de una de ellas; las tan temidas hernias discales. También explicaremos con qué ejercicios podemos abordar esta problemática lumbar.

Pero primero, empecemos por lo más básico para poder entender un poco más sobre esta patología.

La anatomía de las vértebras lumbares es diferente respecto a las del resto de la columna, este hecho sumado al conjunto de ligamentos, músculos y demás estructuras de la región le confiere cierta complejidad, lo que da lugar a sus características especiales.

Sus discos son grandes, llegando a ser el 1/3 del tamaño del cuerpo vertebral. El disco intervertebral (DIV) se encuentra entre los cuerpos vertebrales, relacionando a las vértebras entre sí y es conocido como la Unidad vertebral funcional o el Segmento móvil, y es clave tanto en la estructura, como en la función de la columna vertebral (CV). Él se encarga de la transmisión de fuerzas y distribución de cargas. Gracias a sus 6 grados de movilidad de los que dispone ayuda a soportar deformaciones que resultan de las cargas física y las fuerzas de estabilidad.

Un aspecto interesante que deberíamos conocer es que, a pesar de no presentar síntomas, la mayoría de las personas a las que se les realiza una Resonancia Magnética suelen presentar algún tipo de lesión en su espalda, tales como degeneración discal, protusión discal y degeneración facetaria.

Y bien, ¿Qué es realmente una hernia discal?

Una hernia discal es el desplazamiento localizado de material discal más allá de los límites del espacio intervertebral, es decir, la salida del núcleo pulposo al canal raquídeo, que en la mayoría de las ocasiones va a producir compresión en las raíces nerviosas, tal compresión es la que causará tal dolor lumbar.

Gran parte de la población padece de hernia discal sin ni siquiera ser consciente, eso es porque la hernia en sí no es dolorosa siempre y cuando no llegue a oprimir al nervio, hasta ese punto no sentiríamos ningún ápice de dolor, eso ocurre en muchas ocasiones  y sucede tal y como se muestra en la imagen, el disco se abre espacio evitando la raíz nerviosa, de esa manera no habría una compresión directa por lo que seguramente no habría dolor.

 

¿Qué tratamiento conservador en fisioterapia podemos seguir ante una hernia discal?

Desde hace tiempo en el ámbito de la salud se conoce la importancia de la inclusión de la fisioterapia neuromusculoesquelética en uno de los problemas más frecuentes que padece la población general, como es la lumbalgia o el dolor lumbar.

En este sector fisioterapéutico centrado en el abordaje del dolor lumbar, encontramos una amplia variedad de técnicas con muy buenos resultados y altamente efectivas, tales como la realización de manipulaciones vertebrales, fortalecimiento isométrico, reeducación neuromuscular y técnicas de descompresión y reabsorció, entre otras. Con ellas se consigue una mejoría de la aptitud física y la restauración de la funcionalidad, además de la protección de la lesión en la zona lumbar.

Para esta patología, además, será muy importante el trabajo activo, ejercicios de coordinación, estabilización y fortalecimiento, para también ayudar a la restauración de la funcionalidad y disminución del dolor.

A continuación, dejamos un seguido de ejercicios que utilizamos en la primera fase del tratamiento con el objetivo de disminuir la inflamación, el dolor y ayudar a las técnicas de reabsorción de la hernia discal:

 


En nuestro centro contamos con la tecnología y técnicas necesarias para remedio a la mayoría de hernias discales sin necesidad de cirugía.