¿Padeces de condropatía rotuliana y quieres saber más sobre ella? Tratamiento condropatía rotuliana.

patel_ch

La condropatía rotuliana es una dolorosa alteración degenerativa del cartílago  que está situado justo por detrás de la rótula. Es una de las lesiones más comunes, pero ésta suele confundirse con otras alteraciones que cursan dolor de rodilla ya que, aparte de que el diagnóstico realizado mediante una exploración manual es difícil de distinguir, el cartílago se caracteriza por ser un tejido aneural y avascular, es decir que no está inervado ni por terminaciones nerviosas ni por estructuras vasculares, con lo que las alteraciones producidas en el cartílago no suelen presentar dolor en el mismo sino que tal dolor aparecerá cuando la lesión esté tan avanzada que afecte a las estructuras de su alrededor.

¿Qué síntomas son característicos de la condropatía rotuliana?

  • Dolor. El dolor suele aparecer en la cara delantera de la rodilla, sobre todo en los movimientos que soportan la carga del propio peso como subir y bajar escaleras, agacharse, arrodillarse o permanecer con la rodilla doblada por largos períodos de tiempo.
  • Crujidos. Éstos suelen ocurrir al estirar la rodilla y son producidos por la fricción entre las superficies óseas –rótula y fémur-. Acostumbran a ir acompañados de dolor.
  • Hinchazón. Debido al desgaste producido en el cartílago se produce la inflamación del mismo, lo que provocará una posterior hinchazón de la rodilla.

¿A qué es debida su aparición?

Hay muchos factores que pueden inducir a una condropatía rotuliana, entre los que encontramos el sobreuso o la realización de movimientos repetitivos de la rodilla –provocando una compresión del propio cartílago-, problemas de obesidad, tensiones de la musculatura de la pierna o una mala alineación estructural.

¿Qué podemos hacer? Tratamiento condropatía rotuliana

Primero hemos de tener claro que frenar su progresión es difícil, aun así, se pueden tomar algunas medidas y evitar aquellos factores que la van a empeorar y, de la misma forma, ralentizar su desarrollo.

La recuperación funcional en casos de condropatía rotuliana es la opción más adecuada y para ello, lo primero y lo más importante será no sobrecargar la rodilla, esto se cumplirá a partir del reposo relativo de la misma. También será de ayuda la aplicación de hielo unos 15-20 minutos hacia el final del día, así como reducir el peso corporal si estamos en situación de sobrepeso. Será imprescindible evitar movimientos contraindicados para la condropatía, como ponerse de cuclillas o de rodillas sobre el suelo y evitar cargar objetos pesados.

En nuestra clínica utilizamos la combinación de láser de alta potencia y factores de crecimiento para recuperar el cartílago dañado.

A estas técnicas añadimos la neuromodulación percutánea para recuperar el funcionamiento adecuado de la musculatura implicada en la lesión.

Una vez el dolor haya cesado, es recomendable practicar ejercicio moderado, pero siempre evitando deportes de alto impacto y, por último, también será importante corregir cualquier alteración biomecánica que pueda ser detectada durante la exploración física.


Si sufres de dolor de rodilla y quieres ponerle fin puedes acudir a nuestra consulta o contactar con nosotros.

Solemos tratar con distintas lesiones relacionadas con el deporte, en las que se incluye la condropatía rotuliana.

En nuestra clínica de fisioterapia en Sabadell te ofrecemos toda la información necesaria así como la realización de un tratamiento individualizado, tanto en fisioterapia como en osteopatía. Además, si se requiere, realizaremos un estudio biomecánico completo para descartar otras alteraciones lesionales así como prevenir cualquier disfunción que esté comprometiendo las actividades diarias.

¿Qué podemos hacer con la Periostitis Tibial?

¿Qué es la Periostitis tibial?

Esta lesión se caracteriza básicamente por la inflamación del periostio. El periostio es la capa más externa que se encarga de recubrir el hueso y fijar los tendones y ligamentos al tejido del mismo.  También contiene vasos sanguíneos y nervios que nutren y le dan sensibilidad a los huesos.

Cuando hay una inflamación de esta capa en la zona de la pierna hablaremos de la famosa periostitis tibial.

¿Cómo se produce y cuáles son las causas?

A la hora de producirse esta lesión su mecanismo suele ser por repetidas tracciones sobre esta capa, así como por microtraumatismos debidos a un impacto repetido al realizar la zancada, siendo esto uno de los motivos por los que la periostitis tibial acostumbra a verse con más frecuencia en corredores de fondo.

También podemos encontrar varios factores que predisponen a padecer esta patología, como pueden ser el exceso de entrenamiento, una mala amortiguación del calzado, la rigidez muscular, hacer un apoyo de forma incorrecta o, sobretodo, una desalineación anatómica por problemas a nivel biomecánico.

¿Qué hay de la sintomatología?

Lo que suelen notar las personas que sufren esta lesión es un dolor localizado en la cara anterior e interna de la pierna.

 El síntoma más claro es que el dolor aparece al iniciar la actividad física y disminuye después de un mínimo período de calentamiento, pero éste vuelve a aparecer de manera más intensa al llevar un tiempo corriendo.

¿Cuál es el mejor tratamiento a seguir?

El mejor tratamiento de la periostitis es la prevención, pero cuando ya nos encontramos con el problema es necesaria la realización de un tratamiento de rehabilitación.

Éste dependerá del tiempo que lleva siendo parte del deportista, por lo que, si es una lesión en una fase inicial deberemos realizar reposo, aplicar un vendaje funcional y realizar sesiones de radiofrecuencia con masaje local.

Si nos encontramos en una situación de dolor de más de 4 semanas la opción sera un tratamiento con ondas de choque o electrolisis percutánea si nos encontramos ante un cambio en el tejido, si queremos mejorar aún más los resultados la mejor opción es combinar estas terapias con láser de alta potencia.

Por lo general los resultados son notables en la segunda o tercera sesión.

A medida que vayamos avanzando, el reposo deberá ser cada vez menor, de forma progresiva pero siempre teniendo en cuenta el dolor, seguiremos con la realización de masaje en la zona de la pantorrilla y podemos incorporar el tratamiento a partir de la fibrólisis diacutánea o ganchos.

Es muy importante en el tratamiento incluir la realización de terapia manual, donde utilizaremos el movimiento para mejorar el estado muscular y articular de la persona lesionada, así como seguir una pauta de ejercicios y estiramientos que el mismo fisioterapeuta le facilitará de manera que se adapte al máximo a su caso en particular.

¿Algún consejo de prevención?

Para prevenir este tipo de lesión será conveniente la realización de un estudio biomecánico y de pisada para centrar nuestra actuación a la aparición de cualquier desequilibrio anatómico que nos induce a lesionarnos con más frecuencia y, de la misma manera, nos servirá para orientarnos cuando queramos adquirir el material deportivo más adecuado.

También nos será de gran ayuda fortalecer el tono muscular y evitar la práctica deportiva en terrenos de suelo duro e irregular.

Si sufre de esta lesión y quiere ponerle remedio puede contactar con nosotros.

En nuestro centro le ofrecemos toda la información necesaria así como la realización de un tratamiento individualizado y, si lo requiere, le realizaremos un estudio biomecánico completo para prevenir cualquier lesión que le esté comprometiendo la práctica deportiva.

Las 10 funciones claves de la fascia plantar ¿por qué aparece dolor en el talón y el arco del pie?

El podólogo Kevin A. Kirby nos ofrece mirar más detenidamente a las 10 funciones biomecánicas de la fascia plantar, dado que ésta se extiende por todas las articulaciones del pie y sus funciones serán fundamentales para la funcionalidad normal del mismo y de la extremidad inferior en general.

¿Cuáles son estas 10 funciones claves?

     1. Endurecer el arco longitudinal medial y lateral y reducir el aplanamiento del arco longitudinal.

En 1943 se dio a conocer el concepto del entramado, haciendo referencia al arco longitudinal del pie. Este entramado hacía la función de ayudar a prevenir una deformidad del arco bajo las fuerzas de carga verticales, así como impedir una elongación y aplanamiento del mismo bajo las cargas de soporte de peso.

Así pues, a partir de varios estudios e investigaciones científicas hechas en cadáveres, se demostró que si seccionamos la fascia plantar no sólo se desciende y se alarga el arco longitudinal, sino que también incrementa la flexión dorsal del primer metatarsiano.

Hablando en términos biomecánicos más modernos, la fascia plantar endurece los arcos medial y lateral del pie para que las fuerzas de carga verticales produzcan sólo una ligera deformación del arco longitudinal, siempre y cuando la fascia plantar se mantenga intacta va a reducir el trabajo de la musculatura del pie produciendo una acumulación de energía potencial elástica sin necesidad de neuro-fatigar a la musculatura del pie.

fascitis espolón calcáneo

     2. Ayudar en la supinación de la articulación subastragalina durante la fase de propulsión.

Una vez más, a partir de las investigaciones realizadas en cadáveres, se vio que la flexión dorsal del primer dedo del pie produce una elevación del arco longitudinal y una rotación externa de la pierna. Al mismo tiempo, se puede ver un aumento de la actividad contráctil de los músculos gastrocnemio y sóleo, los cuales aumentarán la tensión del tendón de Aquiles y esto mismo causará un movimiento de supinación de la articulación subastragalina.

Por lo tanto, se confirmó la habilidad de la fascia plantar para asistir en la supinación de la articulación subastragalina del pie durante la fase de propulsión.

     3. Ayudar a los músculos profundos del compartimiento posterior incrementando la supinación de la articulación subastragalina.

La fascia plantar endurece el arco longitudinal medial del pie, ayudando a prevenir la excesiva flexión dorsal de la zona medial del mismo, también ayuda a estabilizar el arco longitudinal medial contra el movimiento excesivo de pronación de la articulación subastragalina.

En efecto, la fascia plantar actúa previniendo la excesiva pronación de la articulación ya nombrada  durante la fase de apoyo aumentando la estabilidad de la zona medial del pie bajo cargas de soporte de peso.

Teniendo en cuenta que los músculos del compartimiento posterior aumentan la supinación de la articulación subastragalina y la fascia plantar provoca una supinación sobre la misma durante la fase de apoyo, vemos que la fascia ayuda a estos músculos profundos a producir el momento de supinación.

     4. Ayudar a los músculos plantares intrínsecos a prevenir el aplanamiento del arco longitudinal del pie.

La fascia plantar, los músculos plantares intrínsecos y los ligamentos plantares actúan en una sinergia mecánica entre sí para compartir la tensión de las fuerzas de carga dentro de la bóveda plantar y para evitar el alargamiento y aplanamiento del arco longitudinal.

El fallo de una de estas estructuras del sistema producirá una ruptura de la fascia plantar, por lo que aumentarán las fuerzas de tensión que actúan en relación a las estructuras de soporte de carga restantes.

Sin embargo, durante el funcionamiento normal, estas estructuras trabajan en harmonía para mantener la altura y estabilidad del arco longitudinal durante las actividades de soporte de carga.

     5. Reducir las fuerzas de tensión de los ligamentos plantares.

Las fuerzas de la tensión de carga son necesarias para evitar el aplanamiento y alargamiento del arco longitudinal del pie. Cuando se daña la fascia plantar, la capa más profunda del sistema de reparto de cargas, los ligamentos plantares, se sujetará con mayor fuerza de tensión ya que la fascia ya no actuará de soporte sobre el arco longitudinal.

Así pues, se confirma que una ruptura de la fascia plantaraumentará la tensión de tracción y la tensión de la estructura de los ligamentos plantares y es fundamental para el sistema de reparto de cargas.

     6. Prevenir las excesivas fuerzas de compresión de los interóseos dorsales en las articulaciones mediotarsianas del pie.

Con el fin de resistir el aplanamiento del arco longitudinal del pie durante las actividades en las que se soporta carga, la articulación mediotarsiana debe desarrollar fuerzas de compresión, especialmente en su superficie dorsal. La pérdida de integridad de la fascia plantar conducirá a un aumento del arco longitudinal. Esto lleva a una mayor compresión de las superficies articulares dorsales de la articulación mediotarsiana, lo que puede llegar a causar dolor en la zona media del pie.

Mediante la prevención de la flexión dorsal de la articulación mediotarsiana y el aplanamiento del arco longitudinal, la fascia plantar ayudará a prevenir los niveles patológicos de la articulación y las fuerzas de compresión de la zona media del pie durante la marcha.

     7. Impedir una excesiva flexión dorsal sobre los metatarsianos.

La fuerza de tensión de la fascia plantar aumenta la fuerza de tensión dirigida sobre las cabezas de los metatarsianos, causando un aumento de flexión plantar.

Una fasciotomía plantar o una ruptura de la fascia disminuirán el momento de flexión plantar, lo que permitirá que ésta -que se encuentra relacionada con las fuerzas de reacción del suelo- actúe sobre las cabezas de los metatarsianos  para, así, incrementar la flexión dorsal de los mismos.

     8. Mantener pasivamente el formato de los dedos y estabilizar las falanges proximales en el plano sagital.

La fascia plantar tiene la capacidad única de mantener la fuerza pasiva de la morfología de los dedos al realizar una flexión plantar de los mismos. La carga de la parte delantera del pie durante las actividades de soporte de peso provocará una flexión dorsal del antepié respecto el retropié, alongando el arco longitudinal e incrementando la tensión de la fascia plantar.

Este incremento pasivo de la fuerza de tensión incrementa la flexión plantar de la articulación metatarsofalángica, lo que causa la flexión plantar de los dedos y provoca una tensión en la morfología de los mismos.

Entonces, esta tensión es debida directamente a los efectos pasivos de la tensión de la fascia plantar y no requiere que se produzca la contracción activa del músculo flexor de los dedos para poder darse.

Cuando se produce una fasciotomía o una ruptura de la fascia plantar, la flexión plantar de las falanges proximales se reduce, lo que puede conducir a una deformidad en la morfología de los dedos, reduciendo eficazmente las capacidades de éstos en el soporte de peso.

     9. Reducir la fuerza de reacción del suelo sobre las cabezas de los metatarsianos durante la fase de apoyo medio y propulsión.

La tensión provocada sobre la morfología de los dedos debido al aumento de tensión de la fascia plantar permitirá que los dedos compartan la carga que soporta el antepié con las cabezas de los metatarsianos, reduciendo la fuerza de reacción del suelo sobre las mismas.

Por lo tanto, la integridad de la fascia plantar es esencial para prevenir la excesiva fuerza de carga sobre las cabezas de los metatarsianos, lo que puede conducir a situaciones de dolor en la zona delantera del pie.

     10. Ayudar a captar y liberar energía de deformación elástica durante la marcha.

Una vez se demostraron las propiedades elásticas de la fascia plantar, su elongación bajo el aumento de la carga de tensión y su vuelta a la longitud normal cuando ésta disminuye, se pudo ver que, al correr, los ligamentos plantares y la fascia y el tendón de Aquiles almacenaban y liberaban energía en forma de deformación elástica con cada ciclo de carga del arco longitudinal del pie. Así que se vio que el arco del pie almacena energía suficiente para hacer que la marcha sea más eficiente energéticamente hablando.

Al igual que otros animales corriendo, el humano bípedo tiene la capacidad de almacenar y liberar una cantidad significativa de energía de deformación elástica dentro de la fascia plantar que hace que correr -y otras actividades del aparato locomotor- sean más eficientes metabólicamente.

En conclusión

La fascia plantar es una estructura de vital importancia por lo que refiere el pie, ya que tiene múltiples funciones biomecánicas, las cuales son críticas para permitir al pie y a la extremidad inferior en general una normal funcionalidad durante las numerosas actividades de soporte de peso realizadas durante nuestra vida cotidiana. Sus principales objetivos son ofrecernos estabilidad en la posición bípeda y permitirnos desplazarnos minimizando el gasto energético. Así un fallo en la fascia plantar y/o en sus estructuras y sistemas aliados producira un aumento del trabajo muscular, neuro-fatiga y dolor. Además no hay que olvidar que entre la fascia y la musculatura viaja el sistema vascular y nervioso que se verá comprimido y tensionado si falla la arquitectura del pie proporcionada por los elementos pasivos y activos que configuran nuestro pie.

De la misma forma, una fasciotomía plantar o una ruptura de la fascia puede causar efectos significativamente negativos  que pueden conducir a nuevos síntomas, patologías y deformidades. Por lo que es importante conocer los beneficios potenciales y minimizar las complicaciones de la fascia plantar con el fin de apreciar mejor las secuelas clínicas que podría conllevar un daño de la misma.

Ahora pregúntate lo siguiente ¿cómo haces a un edificio más estable? Los japoneses utilizan cimentaciones elásticas, ni muy duras ni muy blandas. Tu pie necesita calzado que no sea ni muy blando ni muy duro. Por lo general suele ser un error utilizar suelas hiperblandas cuando hay dolor en el pie.

¿Donde se te cansa más la musculatura de la pierna? ¿Si te colocas de pie a la pata coja en un colchón, o en el suelo? ¿Donde ha tenido que trabajar más la musculatura de toda tu pierna?.

Por lo consiguiente en suelos blandos hay más trabajo muscular. La musculatura necesita de trabajo activo y eso fatiga a nuestro sistema nervioso. Si tu sistema pasivo “fascia plantar” esta dañado, tu ya estas perdido…..

Reabsorción hernia discal

En el pasado, se creía que una vez que un paciente adquiría una hernia discal esta  era permanente. Sin embargo, investigaciones recientes con estudios de resultados de RM y TC han documentado que esto es una falacia. Se ha demostrado que los discos herniados en la columna cervical y lumbar no solo disminuyen de tamaño después de un período de cuidados conservadores, sino que en muchos casos remiten y desaparecen.

Numerosos estudios médicos y algunos estudios de terapia manual se han realizado y publicado. En estos estudios se estudiaron, tanto hernias discales cervicales como lumbares con imagen por resonancia. Y se demostró que en casos de hernias discales cervicales hay una regresión  o reducción del 40% y en lumbares del 60%. También encontraron que cuanto mayor es la extrusión mayor es la tasa de regresión. Llegaron a la conclusión de que la regresión o reabsorción del disco dependía del tamaño, la ubicación y la fase de la lesión. Los discos tendieron a reducirse en tamaño temprano después del inicio, y más en el tipo lateral.

Tratamiento reabsorción hernia discal lumbar

IMÁGENES DONDE SE OBSERVAN LOS CAMBIOS PRODUCIDOS A NIVEL DE UNA HERNIA DISCAL LUMBAR.

Algo  interesante que observaron es  que hay un gran porcentaje de macrófagos en el material del disco herniado, así como evidencia de neovascularización. Como tal, la reducción en el tamaño es más probable debido a la digestión fagocítica o macrofágica, ya que el cuerpo ataca el fragmento del disco como una proteína extraña, al igual que cualquier otro antígeno. Los estudios de inmunohistoquímica se están llevando a cabo en este momento para dilucidar la fisiopatología de la hernia discal y la regresión. Por lo tanto esto nos lleva a varias conclusiones; una de las claves para conseguir su reabsorción es el control de la fase inflamatoria y la facilitación fagocitaria, por lo que no deberíamos de intervenir en la fase inflamatoria, a no ser sea con el objetivo de mejorar sus procesos, y si que se necesita intervención en la prolongación de la fase inflamatoria debido a que se produce un aumento de las citoquinas pro-inflamatorias y la actividad de las metaloproteasas, con el consiguiente déficit de factores de crecimiento y de fibrina que producen hipoxia, necrosis tisular y por consiguiente dolor.

La otra conclusión es que la hernia en si no produce el dolor, sino la inflamación producida en esta zona. Por lo que aunque no se disminuya la hernia, actuar sobre esta inflamación debería de modificar la sensación de dolor.

En un estudio prospectivo de pacientes con hernia discal lumbar donde recibían atención médica, terapia manual y tracción los pacientes tenían una tasa de reducción del 78% en el disco herniado. El período de atención promedió fue de seis meses, con un rango de 2-12 meses para un buen resultado clínico y anatómico de RM.

En un estudio con 27 pacientes a los que se le les realizo técnicas de reabsorción a nivel lumbar obtuvieron un 80% de reducción del disco herniado y un 78% de los pacientes volvieron a sus ocupaciones previas a la lesión.

En una revisión sistémica del año 2016 no se encuentra diferencia significativa entre pacientes operados y pacientes tratados con terapia manual.

La literatura científica actual apoya el uso de terapia y técnicas  de fisioterapia para reducir e incluso reabsorber el disco vertebral herniado, no encuentra diferencias significativas con las técnicas quirúrgicas, por lo que por seguridad, la primera opción ante una hernia discal seria acudir a tu fisioterapeuta de confianza.

Reporte de un caso tratado en nuestra clínica:

camilla flexión distracción
parte del tratamiento de hernias discales

técnica reabsorción hernia discal lumbar

En un caso reciente que hemos tratado, un paciente de 48 años de edad se presentó con dolor lumbar agudo y dolor asociado de pierna / extremidad en el pie. Tenía evidencia de radiculopatía con disminución de la sensibilidad en los dermatomas L4-L5 y signos positivos de tensión en la raíz con un aumento positivo de la pierna derecha a 35 grados a la izquierda y 45 grados a la derecha.No había debilidad motora significativa. Una resonancia magnética de la columna lumbar reveló una gran hernia de disco focal central y hacia la izquierda.

El paciente comenzó el tratamiento dos veces por semana y fue tratado con flexión / distracción lumbar, Tecarterapia, técnicas de manipulación en sacro, iliaco, columna torácica, técnicas neuromusculares en pelvis y lumbares, técnicas de reabsorción en el disco herniado y neuromodulación  percutánea axial y en nervio ciático.

A la sexta sesión el paciente presentaba  una reducción del tamaño de la hernia en RM y una mejora significativa en la sintomatología.

Referencias

Liu JT, Li XF, Yu PF, Li XC, Qian Q, Liu GH, Yu ZH, Ma QH, Tang DZ, Jiang H.Spontaneous resorption of a large lumbar disc herniation within 4 months. PainPhysician. 2014 Nov-Dec;17(6):E803-6.

Maigne JY, Rime B, Deligne B. Computed tomographic follow-up study of forty-eight cases of nonoperatively treated lumbar intervertebral disc herniation. Spine (Phila Pa 1976) 1992;17(9):1071–4.

McCormick PC. The Spine Patient Outcomes Research Trial results for lumbar disc herniation: a critical review.  J Neurosurg Spine. 2007 Jun;6(6):513-20.

Monument MJ, Salo PT. Spontaneous regression of a lumbar disk herniation. CMAJ 2011;183(7):823.

Saal JA. Natural history and nonoperative treatment of lumbar disc herniation.Spine (Phila Pa 1976). 1996 Dec 15;21(24 Suppl):2S-9S.

Weinstein JN, Tosteson TD, Lurie JD, Tosteson AN, Hanscom B, Skinner JS, Abdu WA, Hilibrand AS, Boden SD, Deyo RA. Surgical vs nonoperative treatment for lumbar disk herniation: the Spine Patient Outcomes Research Trial (SPORT): a randomized trial. JAMA. 2006 Nov 22;296(20):2441-50.

Zhong M, Liu JT, Jiang H, Mo W, Yu PF, Li XC, Xue RR. Incidence of Spontaneous Resorption of Lumbar Disc Herniation: A Meta-Analysis. Pain Physician. 2017 Jan-Feb;20(1):E45-E52. Review. PubMed PMID: 28072796.

Dolor en el Talón, Nervio Tibial y Neuromodulación Percutánea

El dolor en el talón es una patología que sufre un porcentaje muy elevado de la población y las limitaciones pueden ser realmente molestas e incapacitantes, en muchos casos pueden dificultar enormemente la marcha e incluso hacerla insoportable. Se estima que un 10% de la población sufre de dolor de talón al largo de su vida, y de estos, un 80% se da entre los 25 y los 65 años de edad.

Al dolor del talón la mayoría de veces se le atribuye como causa principal la fascitis plantar, aunque no siempre sea así.

En muchas ocasiones nos encontramos un diagnóstico de fascitis plantar como la principal culpable de tal dolor, pero la realidad es que existen otras causas de dolor en el talón que pueden estar asociadas a la inflamación de la fascia. Un ejemplo de este caso es la compresión de la rama plantar del nervio tibial posterior, siendo una de las causas menos conocida de dolor de talón y la dolencia más frecuente en todos esos pacientes que no mejoran pese al reposo, al tratamiento con diferentes plantillas y a la infinidad de tratamientos en fisioterapia o podología.

Es aquí cuando realizar un diagnóstico certero y evitar al paciente múltiples tratamientos frustrantes e innecesarios cobra vital importancia.

El nervio tibial posterior es una rama terminal del nervio ciático que se ramifica en 3 nervios (calcáneo medial, plantar medial y plantar lateral) inervando la gran parte de la zona plantar del pie tal y como se muestra en la imagen.

Cuando hay una presión excesiva sobre este nervio o sobre cualquiera de sus ramas se produce una alteración del mismo, ya sea en su sensibilidad o en el movimiento específico del pie, pudiendo ocasionar entumecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la planta del pie.

¿Qué se puede hacer en estos casos?

En el campo fisioterapéutico contamos con varias técnicas de tratamiento para abordar esta patología, pero una de las más efectivas se encuentra dentro del ámbito de la fisioterapia invasiva. Se trata de la neuromodulación percutánea, un tratamiento mínimamente invasivo y realmente efectivo.

La neuromodulación del nervio tibial posterior en dolores de talón es una de las técnicas que recomendamos incluir en tu tratamiento, por el éxito en los resultados, además de acortar plazos en el tiempo de recuperación y dolores residuales en procesos crónicos.

 

Pasando entonces a esta técnica de tratamiento clave, vamos a ver cómo actúa en nuestro organismo y en qué consiste.

Nuestro sistema nervioso está formado por unas células llamadas neuronas, que se conectan entre sí para intercambiar mensajes en forma de impulsos nerviosos por todo el cerebro. Estas conexiones y su buen funcionamiento son vitales para nuestra salud y bienestar, cualquier problema, fallo o desequilibrio en el sistema nervioso, afecta la red de comunicación entre todas las estructuras.

Así que lo primero que hace nuestro cuerpo para contrarrestar este desequilibrio es adaptarse a ello, es decir, el cuerpo obliga a otras estructuras a trabajar de manera excesiva.

Pero a la larga, las estructuras que en su momento se vieron obligadas a trabajar más, se resienten y el problema empeora.

¿En qué consiste la neuromodulación percutánea y cómo actúa sobre nuestro sistema nervioso?

La Neuromodulación es una técnica con la cual los fisioterapeutas somos capaces de intervenir en el funcionamiento del sistema nervioso, tanto periférico como central.

La técnica es mínimamente invasiva, rápida y no tiene efectos secundarios. Consiste en la inserción de agujas en zonas específicas del cuerpo, siguiendo trayectos nerviosos donde se aplica una corriente eléctrica de baja o media frecuencia e intensidad, con el fin de producir una normalización de la transmisión del impulso nervioso y realizar cambios en el nervio.

Al tener una función alterada en el cuerpo –en este caso, en la zona plantar del pie- actuamos en determinados puntos del recorrido del nervio tibial para conseguir mejoras en su función y producir una disminución del dolor, una mejora de sus patrones de movimiento y un mejor reclutamiento muscular.

Además, también conseguimos una mejora de la nutrición del nervio y los tejidos mejorando, de la misma forma, todo el componente metabólico, nervioso, muscular y articular.

Así pues, en un elevado porcentaje de los casos los pacientes experimentan una mejoría notoria de manera inmediata.

En nuestro centro solemos tratar con distintas lesiones relacionadas con el deporte, y en él le ofrecemos toda la información necesaria como la realización de un tratamiento individualizado en fisioterapia.

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis esta técnica terapéutica una excelente manera de acelerar vuestra recuperación con garantías.

 

Síndrome del Piramidal: la Pseudociática

Muchos de nosotros hemos tenido un dolor localizado en la nalga que puede irradiar por la parte posterior del muslo y hemos pensado que era lumbago o una ciática, pero es muy frecuente -especialmente en corredores- encontrar como causa al piramidal. En este post hablaremos de esta patología y cómo ponerle fin.

Empezando por los conceptos básicos, debemos saber que el piramidal es el músculo que se encuentra por debajo del glúteo mayor. Por norma general, el músculo piramidal es un músculo que tiende a la hipertrofia y al endurecimiento, lo que puede desencadenar el llamado síndrome piriforme o más comúnmente llamado el síndrome del piramidal.

En la anatomía, en el 80-90% de las personas el nervio ciático no cruza el piriforme, pero en el 10-15% el nervio sí pasa a través de él, de manera que puede afectarse también el nervio ciático.

En la siguiente imagen podemos ver la relación entre el músculo piriforme y el nervio ciático:

Este síndrome se suele llamar falsa ciática o pseudociática, porque da la misma sintomatología de una ciática pero no es causado por una afectación de nervio a nivel de la columna vertebral, sino que se produce cuando el músculo se tensa, presionando así al nervio.

¿Qué síntomas se refieren ante esta patología?

Lo más frecuente es que los pacientes describan una sensibilidad aguda en las nalgas y un dolor similar a la ciática que desciende por la espalda hasta la parte posterior del muslo, pantorrilla e incluso hasta el pie. Estos síntomas con frecuencia empeoran después de estar sentado mucho tiempo, caminar o correr.

¿Cuál es el mejor tratamiento en este caso?

El tratamiento del síndrome piramidal va a depender del enfoque del fisioterapeuta, pero se ha comprobado que se obtienen mejores resultados al incorporar técnicas invasivas como la punción seca a las conservadoras dentro de un mismo tratamiento.

¿De qué trata y cómo funciona esta técnica?

Bien, la punción seca es una técnica muy conocida en la fisioterapia actual, especialmente en el mundo del deporte, en ella lo que queremos conseguir es producir un efecto mecánico en la banda muscular que se encuentra dañada –en este caso en la del músculo piramidal- y desactivar el punto gatillo que se encuentra en ella, consiguiendo de la misma forma la relajación del músculo en cuestión.

Esto lo conseguimos a partir de la introducción de una aguja en el tejido afectado, para provocar que el sistema nervioso central empiece un proceso de regeneración de este músculo, haciendo desaparecer los síntomas de dolor tanto el local como el referido por la pierna.

Esta técnica es una de nuestras armas más potentes en el tratamiento del dolor miofascial junto con el ejercicio, ya que da muy buenos resultados.

Tratamientos más Efectivos en Calcificación de Hombro

La tendinitis calcificante de hombro o calcificación de hombro comúnmente conocida, es una causa frecuente de dolor de hombro en pacientes entre los 40 y los 50 años, sin ningún desencadenante conocido. Afecta algo más a las mujeres que a los hombres, y también suele darse más en el brazo dominante.

Básicamente esta patología es la tendencia al endurecimiento de una parte blanda por una sustancia cálcica. Cuando existe calcificación, esta se encuentra en el interior del tendón del músculo supraespino.

Entre los síntomas más comunes solemos encontrar dolor agudo, tanto al movimiento como en reposo, así como la limitación de los movimientos propios del hombro. Aun así, a veces puede ser asintomático, sobre todo si la calcificación es aún pequeña, evidenciándose sólo por radiografía y ecografía

¿QUÉ LO ORIGINA?

Sus causas pueden ser varias, desde envejecimiento del tendón por su proceso degenerativo natural hasta por déficits en la eliminación de tóxicos. Aunque la que más se suele dar es la inflamación producida por movimientos repetitivos que van produciendo un choque del tendón contra el segmento óseo.

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL MÁS EFICAZ?

El tratamiento más efectivo y con el que solemos obtener mejores resultados en calcificaciones es la combinación de varias técnicas en fisioterapia, pero principalmente utilizando las Ondas de Choque y la Electrólisis Percutánea (EPI).

La terapia de las Ondas de Choque actúa a partir de varios mecanismos, con ella no solo se rompen las calcificaciones en el tejido, sino que provoca también un aumento del flujo sanguíneo en el área, una estimulación del mecanismo de regeneración que ayuda a la reabsorción del calcio y una disminución de las señales de sensibilidad dolorosa que los nervios están enviando constantemente a nuestro cerebro. Asimismo, actúa inhibiendo los Puntos Gatillos Miofasciales (PGM) produciendo una disminución de la sensación de rigidez y del dolor.

ondas de choque hombro

También contamos con la Electrólisis Percutánea (EPI). Esta se trata de una técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías, efectiva y de rápida aplicación. Con ella conseguimos acortar los tiempos de recuperación del paciente a partir de la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura insertada justo en el tejido afectado. De esta manera, lo que conseguimos es acceder directamente al tejido dañado e inducir su regeneración y auto-recuperación.

tratamiento con epi en supraespinoso

Con la Electrólisis logramos la reparación del tendón y la recuperación inmediata con una alta efectividad respecto a otros tratamientos convencionales. Otro beneficio de su abordaje es la baja frecuencia de recaídas que supone para el deportista.

Tras varias sesiones, las calcificaciones van desapareciendo y, consecuentemente también desaparece la limitación al movimiento y el dolor e inflamación.

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis en esta técnica terapéutica una excelente manera de acelerar la recuperación de lesiones tendinosas y musculares con garantías.

Tratamiento osteonecrosis de cadera

Osteonecrosis de cadera

La Osteonecrosis  se define como muerte del tejido oseo por la interrupción del aporte sanguíneo.

Existen diversas causas que conducen a una restricción de la vascularización del hueso que pueden ser:

  • Traumáticas: Fractura en el cuello del fémur y luxación femoral.
  • No traumáticas: Alcoholismo, Diabetes mellitus, embarazo, radioterapia, tumores, VIH.

Síntomas osteonecrosis de cadera

Suele aparecer un dolor  intenso y agudo en la ingle que puede referirse al glúteo, muslo y rodilla.

Por lo general suele ser más en común en el género masculino, entre los 30 y 60 años de edad.

Existen 6 estadios de evolución que dependen del estado de la lesión:

  • Estadio 0: El paciente no aporta síntomas y tampoco muestra datos patológicos
  • Estadio 1: El paciente puede presentar síntomas o no. En imágenes de rayos X son normales. Solo se muestra lesión al realizar pruebas funcionales óseas.
  • Estadio 2: Comienzan aparecer signos de necrosis ósea, o aparecen quistes en la cabeza femoral.
  • Estadio 3: La esfera de la cabeza femoral se mantiene, sin embargo hay una imagen radiolúcida semilunar.
  • Estadio 4: Las imágenes muestran un aplanamiento del espacio articular en las zonas de carga (lateral y superior).
  • Estadio 5: Además del plano articular, se muestra un pinzamiento del espacio articular seguido de una artrosis secundaria.
  • Estadio 6: hay una marcada destrucción de la cabeza femoral.

TRATAMIENTO REALIZADO EN NUESTRA CLÍNICA

Tenemos una alta tasa de eficiencia en reducción de la lesión y de la sintomatología hasta el estadio 3. A partir de este estadio nuestros resultados son algo menores. Solemos necesitar de unas 6-10 sesiones de tratamiento que se reparten entre 2 y 4 meses,

Utilizamos una terapia combinada que consiste en aplicar ondas de choque focales de alta energía en las zonas de la lesión que han sido determinadas por radiografía y RNM, láser de alta potencia y movilizaciones en tracción de la cadera.

Actualmente el tratamiento con ondas de choque esta siendo la primera opción de tratamiento para la osteonecrosis avascular de cadera ya que evita la cirugía si son tratados los pacientes en los primeros estadios de la lesión.

El láser de alta potencia nos ofrece la posibilidad de penetrar hasta 15 cm en los tejidos produciendo una disminución de la inflamación, de la rigidez y el dolor. al mismo tiempo que se favorece la reparación tisular.

Tratamiento epicondilitis o codo de tenista

Según la literatura científica, se conoce que el tan nombrado “codo de tenista” tiene una incidencia del 4 al 7% de la población, presentándose sobre todo entre los 30 y 50 años de edad, valores que siguen aumentando hoy en día  debido al gran impacto que está teniendo la práctica de algunos deportes de raqueta ante una amplia parte de la población.

 

 

Son muchas las patologías que nos impiden realizar múltiples actividades cotidianas o deportivas debido al dolor que nos provocan, pero estas, al igual que la epicondilitis tienen solución y suelen evolucionar de forma muy positiva siguiendo un buen tratamiento en fisioterapia.

Vamos a ver cómo la podemos abordar, así que, empecemos por conocer las bases de esta patología

¿Qué es la epicondilitis?
La epicondilitis es una patología que afecta al compartimento externo del codo, es una lesión o inflamación de los tendones epicondíleos que provoca dolor e impotencia funcional.

Este proceso degenerativo causado en el epicóndilo lateral del codo suele deberse a un uso excesivo de la musculatura que se inserta en el mismo, es decir, tiene su origen en los microtraumatismos producidos en la inserción principalmente de los extensores de la muñeca.

Aunque esta afección se conoce por deportes como el tenis o el pádel, también se da en otros deportes, especialmente en aquellos donde se trabaja la velocidad y el lanzamiento de la extremidad superior, así como en numerosas profesiones tales como músicos, dentistas, trabajadores del hogar o transportistas entre muchos otros.

Es importante tener presente que no todo dolor de codo viene dado por una epicondilitis, sino que hay muchas otras patologías que nos pueden derivar en un dolor de codo.

Por ejemplo, una de las que nos encontramos muchas veces con diagnóstico de epicondilitis es el síndrome del túnel radial o comúnmente conocida como “codo de tenista resistente”

El Síndrome del túnel radial es un cuadro doloroso en el margen lateral del codo, de aquí la dificultad a diferenciarla de una epicondilitis y a la confusión en cuanto a su diagnóstico clínico, porque este síndrome puede estar enmascarado o incluso coexistir con la propia epicondilitis.

Pero no todo está perdido, como fisioterapeutas contamos con varias herramientas de valoración y exploración para discernir entre una u otra y, así, abordarla de forma específica para solucionarla de la mejor forma posible.

¿Qué se puede hacer?
En fisioterapia hay un amplio abanico de técnicas que podemos realizar para tratar la epicondilitis, pero algunas de las más eficaces son las invasivas, como la Punción seca o la Electrólisis Percutánea (EPTE), eso sí, siempre combinadas con otras de manuales como la Fibrolisis Diacutánea (ganchos), el masaje transverso profundo Cyriax o Tecarterapia Diatermia. También será primordial conocer la pauta de ejercicios adecuados para trabajar en casa.

 

 

Tratamiento con electrolisis percutánea de la tendinitis del supraespinoso

En algunos deportes es frecuente padecer alguna tendinitis del supraespinoso. Eso es debido a la biomecánica del complejo articular del hombro y a la fricción que sufre este tendón en aquellos gestos técnicos realizados en deportes que implican un esfuerzo en la articulación por encima de 90º de flexión.

Deportes tan conocidos como el baloncesto, voleibol, balonmano e incluso la natación ponen continuamente al tendón en un alto estrés mecánico y más aún si el gesto técnico no es el adecuado.

Viendo la alta incidencia de esta lesión -ya no sólo en deportistas sino en la población general-, vamos a empezar por lo básico.

 ¿QUÉ ES LA TENDINITIS DEL SUPRAESPINOSO?

La tendinitis del supraespinoso es la inflamación que se ocasiona en el tendón de éste músculo debido al roce provocado por los movimientos repetitivos de elevación del hombro, que provocan un pinzamiento entre la cabeza del húmero y el arco acromial. Suele ser la causa más frecuente de hombro doloroso.

Hay que tener en cuenta que los tendones se sitúan muy cerca de las articulaciones por ello cuando aparece el dolor se confunde erróneamente con dolor articular y artritis.

 

¿CUÁLES SON SUS SIGNOS Y SÍNTOMAS?

Las personas que lo sufren suelen describir un dolor localizado en el hombro que incluso llega a extenderse por la zona lateral del brazo, especialmente cuando se efectúan determinados movimientos, en concreto la elevación del brazo. Además, en muchos casos este dolor empeora por la noche.

Una vez entendemos la lesión y cómo ésta se origina, pasemos a cómo podemos solucionarla.

¿QUÉ TRATAMIENTO ES EL IDEAL PARA LA TENDINOPATÍA DEL SUPRAESPINOSO?

En el mundo de la fisioterapia podemos encontrar infinidad de tratamientos para la recuperación de una lesión de tendón, pero una de las más eficaces y de las menos conocidas es la Electrólisis Percutánea Terapéutica EPTE®.

Se trata de una técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías, efectiva y de rápida aplicación. Con ella se consigue acortar los tiempos de recuperación del paciente.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA ELECTRÓLISIS PERCUTÁNEA TERAPÉUTICA?

La EPTE® está basada en la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura insertada justo en el tejido afectado, en este caso el tendón del supraespinoso. De esta manera, lo que conseguimos es acceder directamente al tejido dañado e inducir su regeneración y auto-recuperación.

Ésta técnica se utiliza y es efectiva para el tratamiento de todo tipo de tendinopatías, entre muchas otras lesiones de deportistas de élite, deportistas aficionados y personas sedentarias.

tratamiento con epte en supraespinoso

 

Por todo ello, tanto deportistas como la población en general encontraréis en esta técnica terapéutica una excelente manera de acelerar la recuperación de lesiones tendinosas y musculares con garantías.